09/08/2011

Ahí lo tienen, ardiendo. La que se está liando en la capital de Reino Unido es bonita. Tres dias de disturbios, incendios, batallas campales, saqueos, un […]

Ahí lo tienen, ardiendo. La que se está liando en la capital de Reino Unido es bonita. Tres dias de disturbios, incendios, batallas campales, saqueos, un muerto… Hoy se espera que haya en las calles más de 16.000 policías para tratar de controlar una revuelta peligrosamente violenta que no saldría en esta web si no fuese porque ha reducido a cenizas los almacenes de la distribuidora más importante del Reino Unido, PIAS. El edificio, de tres plantas y 20.000 metros cuadrados de superficie, ha quedado prácticamente en los huesos. “All the stock has been destroyed in the fire”, dice un comunicado la Asociación de Música Independiente de Reino Unido, que enlaza la información de El País. También allí leemos que ”el futuro de sellos como Warp, Domino, (…) Rough Trade, Secretly Canadian o Jagjaguar parece amenazado”. “Cuanto menos, estas firmas independientes se arriesgan a ver interrumpida su distribución y, por tanto, sus ingresos a corto plazo”, añade la pieza. Esperemos que no sea para tanto (tendrán seguro, digo) aunque los llamamientos a comprar on-line álbumes de las discográficas afectadas para ayudarles a paliar las pérdidas ya se han sucedido. Entre los artistas distribuidos por PIAS y que han sacado álbum este año están Radiohead, The Horrors, Panda Bear, The War on  Drugs, Bon Iver, Okkervil River, Adele, Cass McCombs o Arctic Monkeys. Y a todo esto, según cuenta The Guardian, M.I.A. se ha permitido hacer via Twitter la broma de que iba a bajar a las revueltas a dar té y Mars a todo el mundo. El twitt ha desaparecido poco después. Ahora opina que se encierre a quienes participan en las revueltas y se les ponga dubstep sin parar aderezándolo con anuncios de Blackberry, Playstation y Nike. Amén. En fin, esto de PIAS va camino de ser una anécdota si la escalada de violencia continúa como hasta ahora. Esperemos que no.


Publicidad
Publicidad