30/03/2011

Desde su publicación la verdad es que hemos hablado por aquí lo justo del nuevo disco de The Strokes. Ni siquiera internamente ha habido mucha […]

Desde su publicación la verdad es que hemos hablado por aquí lo justo del nuevo disco de The Strokes. Ni siquiera internamente ha habido mucha charla, algo extraño (y que es una forma de firmar implícitamente el sentir general de las críticas publicadas por ahí). Tras la emoción inicial que nos generó ese hit sin paliativos que es ‘Under Cover of  Darkness‘, el amor por este disco ha ido evaporándose. El que escribe ve en él cosas interesantes, alguna guitarra bastante maja (‘Two Kinds of Happiness‘), más de una canción agradecida y pinchable, y alguna melodía atrevida… pero en general más intención que otra cosa. Lo tenemos ahí madurando, pero no damos ninguna noticia diciendo que no estamos ni ante otro Is This It? ni ante el álbum que va a devolver a The Strokes al trono que ocuparon en la primera mitad de la década pasada. A lo que vamos. Ahí arriba tienen el vídeoclip de ‘Call Me Back‘, último reposo verdadero de Angles antes de afrontar su recta final. Una canción un poco sosa que sobrevive flotando en una guitarra bonita y que permite ser cantada hasta por aquellos no nacidos para la gloria. El video que la acompaña, firmado por el propio Albert Hammond Jr., es simple pero interesante. En su primera parte es un juego de destellos en gotas suspendidas, pero luego aparece ‘ella’, a cámara súper lenta, rompiendo el agua con los dedos y el asunto se vuelve bastante hipnotizante.

Publicidad
Publicidad