22/02/2011

Los que en su momento vieron la actuación que Sufjan Stevens hizo el pasado noviembre en el late show de Jimmy Fallon estarán curados de […]

Los que en su momento vieron la actuación que Sufjan Stevens hizo el pasado noviembre en el late show de Jimmy Fallon estarán curados de espanto; a los que la pasaron por alto puede que les de un vuelco el corazón cuando descubran las pintas que últimamente lleva el genio de Detroit en sus conciertos y toda la parafernalia que hay en ellos. Un traje adornado con infinidad de tiras de cinta adhesiva de colores, viseras imposibles, instrumentos tuneados, bailarinas disfrazadas que hacen movimientos robóticos, globos gigantes y proyecciones extravagantes han sustituido (no sin alguna que otra crítica) la sobriedad de su época de folk delicado e intimista, donde la única excentricidad permitida eran aquellas hermosas alas de pájaro con las que solía salir a tocar. Vaya, que la genialidad (y el exceso y la grandilocuencia) de The Age of Adz ha sido trasladada también al directo, en un nuevo ejemplo de valentía, inconformismo y experimentación por parte de Sufjan Stevens que es de admirar. Si se ha vuelto loco o no ya es otra historia, aunque para decidirlo no se pierdan la interesantísima entrevista que hace poco concedió a Pitchfork, en la que suelta perlas como que actualmente está más interesado en el baile y el movimiento que se desprende de sus últimas creaciones que no en la composición en sí. En cualquier caso, lo que nos encontraremos hasta en dos ocasiones en el Auditori del Fòrum durante el Primavera Sound 2011 es una orgía musical de (dicen) alrededor de dos horas en las que Stevens y su banda de diez o doce miembros interpretarán su último disco casi en su totalidad para acabar deleitándonos con un bis que incluirá sus temas más conocidos (¿les suena ‘Chicago’, por ejemplo?). Suponemos que será algo parecido a lo que pueden ver en los tres vídeos (‘Too Much’, ‘Age of Adz’ y la gigante ‘All Delighted People’, nuestra segunda mejor canción de 2010) que encontrarán después del salto, grabados con gran calidad de imagen y sonido en los conciertos que Stevens y su troupe dieron en el Opera House de Sydney a finales de enero pasado. Marcianamente maravillosos, son el documento perfecto para hacerse una idea de lo que puede ser el concierto del año. Yo, si se pudiera, empezaría a hacer cola para reservar un asiento en el Auditori…

‘Too Much’

http://www.youtube.com/watch?v=qBTEgGUMlok

‘Age of Adz’

Publicidad
Publicidad