28/02/2010

Pues vaya un desastre de concierto. Con las ganas que teníamos de ver a Vampire Weekend en directo presentando su fantástico Contra, y al final […]

Pues vaya un desastre de concierto. Con las ganas que teníamos de ver a Vampire Weekend en directo presentando su fantástico Contra, y al final resultó que nos encontramos con una sala desbordada de capacidad, con una mala organización y una numerosa parte del público que se fue sin haberle visto el pelo prácticamente a Ezra y los suyos. Para empezar, ni rastro de Fan Death, supuestos teloneros que acompañaban a Vampire Weekend en toda su gira europea. A las 9, cuando todo el mundo asumía que tocarían ellos y todavía andaban unos cuantos despistados por el Poble Espanyol de Barcelona (¡era absurdo que nadie indicara dónde estaba la sala!), aparecieron en escena los propios Vampire Weekend con una puntualidad abrumadora. Para entonces, la pista ya estaba llena a rebosar, y los miembros de seguridad prácticamente obligaban a subir al piso de arriba de esa discoteca actualmente cerrada pero que abrió sólo para el concierto llamada Penélope Club. Un piso de arriba también lleno, en el que era imposible poder atisbar el escenario. Con todo, entramos a mitad de ‘White Sky‘, la canción que abrió el concierto (nos perdimos la introducción a ritmo de hip hop combativo), y la primera mitad del mismo la pasamos viendo (o tratando de ver) algún pedazo de miembro del grupo, algo bastante inaceptable para tratarse de un concierto de aforo mediano y que de no ser de una marca de cerveza podría haberse celebrado en un recinto digno como el Apolo o incluso Bikini. Algo que todavía nos supo peor cuando empezamos a comprobar que el grupo se encuentra en un gran estado de forma, habiendo incluido las canciones de su nuevo disco en un repertorio fresco y vibrante, sin altibajos y con el incansable objetivo de dar shows energéticos y divertidos (en la línea del ya mítico concierto de las 3 de la mañana en el escenario Vice del Primavera Sound 08). Alternaron con cuidado los temas de sus dos trabajos (‘A-Punk‘ celebradísima, ‘M79‘ y ‘Cape Cod Kwassa Kwassa‘ sendos himnos ya) y tuvieron a bien centrar su presentación de Contra en las infalibles ‘Holiday‘, ‘Cousins‘ (dedicada a la familia, dijo Ezra), ‘Run‘ y una vibrante ‘Horchata‘ que ganó enteros en directo. Todo para concluir con una eufórica ‘Walcott‘ que no pudo sino reafirmar el agridulce sabor de boca, de haber estado presente en un gran concierto pero, por causas ajenas a nosotros, no haber estado del todo allí. Zapatero, a tus zapatos.

vampire-petita

vampire-petita2

4394173147_234bc8a9c1

4394943616_d38f963878

4394944692_5ee41707e3

Fotos: Andreu Llos

Publicidad
Publicidad