03/12/2009

Vuelve la célebre sección de indiespot, que se inauguró el 5 de marzo de 2008 con Death Cab For Cutie, y desde entonces ha permanecido […]

Vuelve la célebre sección de indiespot, que se inauguró el 5 de marzo de 2008 con Death Cab For Cutie, y desde entonces ha permanecido en el limbo. Aquella sección en la que, gracias al privilegio de escuchar un disco antes incluso de que se filtre (inaudito pero cierto), lo comentamos canción por canción para generar un poco de expectación (y algo de envidia, para qué negarlo). Ayer tuvimos la suerte de escuchar en primicia Contra, el esperadísimo segundo trabajo de nuestros adorados Vampire Weekend. Y la sensación, ya les avanzo, fue fantástica. ¡Qué gran disco! Si el año pasado lo concluimos alzando a Vampire Weekend como grupo del año, este lo terminamos diciendo que Contra será uno de los discos de 2010, aunque salga sólo unos días después de que este se inaugure oficialmente. Pasen dentro y les cuento.

Empezaré por el final: la sensación general tras una escucha de Contra es que Vampire Weekend se han complicado la vida lo justo. Ni más, adentrándose por completo en terrenos desconocidos; ni menos, haciendo un disco calcado a su debut. Una decisión inteligente, se mire como se mire. La mejor definición de Contra es decir que es sorprendente y continuista al mismo tiempo, que suena claramente a Vampire Weekend pero conserva la frescura y espontaneidad que nos encandiló en su primer disco. Ezra y los suyos saben que menos es más y lo cumplen a rajatabla, las suyas son canciones que, sin ser simples, suenan sencillas, y tienen en la voz del cantante un valor en alza que con este disco se va a reivindicar un poco más.

Contra, a primera vista, es algo más rebuscado, algo más detallista, algo más pensado que Vampire Weekend; quizá menos majestuoso: diez canciones seleccionadas meticulosamente, de las cuales ya hemos escuchado ‘Horchata‘ y ‘Cousins‘ en su versión definitiva, ‘White Skyen directo y el resto en grabaciones defectuosas de Youtube. Un álbum que fluye perfectamente, que alberga en su interior nuevas referencias y renovadas fuentes de inspiración (aunque muchas menos de las que la nota de prensa argumenta), que pone un pie de lleno en la electrónica (minimalista, eso sí), pero que convencerá a todos los que apreciaron su debut como el grandísimo disco que es, al margen de que tuviera sus ‘A-Punk‘ o ‘Campus‘ en él. Puede que, como dice Ezra, sea un disco un poco más «triste» y «sentimental«. O puede que, aunque sólo sea un poco, hayan crecido. La reválida de Vampire Weekend, en diez pasos.

1.- ‘Horchata’
Aunque todo el mundo ya la habrá escuchado, me sorprende la frialdad con la que se ha recibido esta canción. A mí me parece una gran canción para empezar un disco, con el contenido justo de melodía infecciosa, ritmo exultante y el punto afroindie bien marcado. No es un temazo, pero encaja perfectamente como inicio de viaje en relación al resto del disco.

2.- ‘White Sky’
Aquí ya hablamos de algo más serio: grandísima canción que en disco suena prácticamente idéntica a como la interpretaron en directo hace ya bastantes meses. El punteado característico de guitarra, un poco más acelerada de lo que la tocaron entonces, y sobre todo un estribillo vocal delicioso, de complicada ejecución y que a algunos les recordará al Rey León, pero que resulta imposible dejar de tararear una vez se te mete en la cabeza. Hit claro.

3.- ‘Holiday’
Tercera canción y segundo hit: esta es, claramente, la continuación de ‘A-Punk‘. Está ubicada en el mismo lugar en el disco, en tercer lugar, y emula de ella el toque ska, los ritmos sincopados, y la urgencia absoluta. ‘A-Punk’ versión 2.0, pero convence sin paliativos.

4.- ‘California English’
Primer flirteo con la electrónica en forma de vocoder en la voz de Ezra, usado de manera muy ligera pero que pese a todo encaja bien con el carácter urgente de la canción, muy en consonancia con las dos anteriores. Algo así como la culminación de un inicio de disco por todo lo alto.

5.- ‘Taxi Cab’
La balada del disco. Más o menos. Sorprende por ser extremadamente sosegada, de carácter muy reposado y con aroma a invierno (ellos, que siempre han sonado a grupo de verano). ‘Taxi Cab‘ presenta fuerte presencia del bajo, suaves beats electrónicos y partes emotivas de piano, y consigue conmover. Deliciosa y con potencial.

6.- ‘Run’
Otra canción donde recuperan el pulso, ‘upbeat’ que dirían los ingleses, y empezamos a ver que lo de la electrónica iba en serio. Aquí hay sintes y melodías casi de 8 bits, momentos que pueden llegar a recordar ligeramente a The Postal Service mientras Ezra canta: «Every dollar counts / And every morning hurts / We mostly work to live / Until we live to work«. ¿El precio de la fama?

7.- ‘Cousins’
Single que ya conocemos, y que cuanto más escucho, más convencido estoy de que debería ser uno de los bombazos de este final de año y de la gran mayoría del siguiente. Euforia juvenil desatada y con un punto salvaje, tono ska elegante y la imprescindible marca de la casa en ese estribillo casi a capella. Bingo.

8.- ‘Giving Up The Gun’
Quizá la primera canción que flojea un poco, especialmente por un final algo desdibujado y repetitivo. Es muy melódica, pero tiene un acercamiento a ritmos de dancehall o r’n’b por su base rítmica que puede resultar extraña. Aún así, merece más oportunidades.

9.- ‘Diplomatic’s Son’
Más convincente que la anterior, pero van bastante de la mano. Aquí Vampire Weekend siguen explorando el terreno de los 8 bit, hacen alguna incursión tímida en el sonido Bollywood, remiten a M.I.A., juegan un poco con el reggae y, con todo y pese a un final experimental, consiguen convencer. De verdad. Ya verán.

10.- ‘I Think U’re A Contra’
Y aquí la tenemos, la frase que sirvió de cebo en la campaña viral previa a la presentación del disco, en forma de última canción cerrando a lo grande el disco. ‘I Think U’re A Contra‘ contiene un poco de todo lo que hemos escuchado a lo largo de esta media hora: empieza hablando de amor, luego de desengaño, se inaugura minimalista y sencilla y termina con un final algo más orquestal, pero manteniendo la empatía que logra conectar con el oyente. Y Ezra se despide de nosotros cantando: «I think you’re a contra / And I think that you’ve lied / Don’t call me a contra / Til you’ve tried«. Y habiéndonos convencido, claro.

Contra saldrá oficialmente a la venta el 12 de enero de 2010, y Vampire Weekend tocarán en Barcelona el 27 de febrero y en Madrid el 28.

Publicidad
Publicidad