28/10/2009

¿Recuerdan que hace unos días les contábamos que el equipo de marketing del que se ha rodeado Julian Casablancas de cara al lanzamiento de su […]

¿Recuerdan que hace unos días les contábamos que el equipo de marketing del que se ha rodeado Julian Casablancas de cara al lanzamiento de su primer disco en solitario era muy, muy bueno? Pues bien, hoy se lo corroboramos. Esta gente es competente de verdad, está constantemente al loro de lo que sucede en el cambiante y efímero mundo de la música y reacciona con rapidez ante cualquier imprevisto. Todo esto me lo invento, claro está, pero podría no andar tan equivocado si se tiene en cuenta que tan sólo 24 horas después de la filtración (a saber si propiciada por ellos mismos) del ansiado Phrazes For The Young (huele a discazo, ahí lo dejo por enésima vez) el señor Casablancas ha decidido salir de su escondite. De acuerdo que dio un concierto exclusivo en Tokyo a finales de agosto y que en su página web ha ido colgando fragmentos de una entrevista, pero aparte de fugaces apariciones al amigo hacía tiempo que no le veíamos el pelo. Hasta hoy (ayer en los EE.UU.), cuando, ¡oh casualidad!, le vemos en el programa de Conan O’Brien ofreciéndonos la grandiosa ’11th Dimension’ en directo y en primicia. Lástima que la banda no la hubiera ensayado demasiado o que estuvieran nerviosos porque el inicio es un auténtico despropósito. Un sintetizador que aquí sí parece de juguete, un bajo que apenas no se oye y la voz de Julian que suena flojita, desdibujada, como si estuviera cantando a capela desde las gradas del plató. Por suerte pasado el minuto de actuación los chicos van cogiendo el ritmo y la cosa mejora ostensiblemente hasta sonar convincente. Los movimientos del Stroke merecen un comentario aparte, pero como leía por ahí, ¡que alguien le de un pie de micrófono al chaval! Compruébenlo ustedes mismo en el interior.

Publicidad
Publicidad