06/10/2009

(Post también conocido como Me and the Bees + 3Mellizas @ BeGood, Swanton Bombs + Times New Viking + Girls @ La [2], y Fuck […]

(Post también conocido como Me and the Bees + 3Mellizas @ BeGood, Swanton Bombs + Times New Viking + Girls @ La [2], y Fuck Buttons @ Apolo). Barcelona tiene estas cosas: hay días en los que no sucede absolutamente nada y hay que buscar y rebuscar para hacer algo interesante, y otros en los que se concentra una cantidad ingente de conciertos o lo que sea. La del sábado pasado fue realmente una noche de las intensas, con un ritmo de conciertos casi al nivel de una jornada de festival y con la progresión digna, asimismo, de uno de bueno: nuevos talentos al principio (las locales Me and the Bees y los maños 3Mellizas), hypes contrastados o por contrastar luego (Times New Viking y Girls) y un final apoteósico y electrónico para acabar de gastar las últimas fuerzas (Fuck Buttons). Veamos pues lo que dio de sí la noche.

NUEVOS TALENTOS: Me and the Bees + 3Mellizas (@ Sala BeGood)

Hasta Marina y la desaprovechada sala BeGood nos fuimos para empezar la noche, en un ambiente de amateurismo simpático (en el buen sentido de la palabra, ojo) y con el lugar repleto de amigos de los grupos que convertían la velada en algo cercano y muy digerible. Así suenan, de hecho, Me and the Bees, dúo de chicas de Barcelona que en directo aparecen en formato banda, acompañadas por una batería y (esa noche) por Israel Medina de Half Foot Outside a la segunda guitarra, y que a ratos suenan entre una versión menos dócil de Russian Red con reminiscencias oldies y regusto a las girl band de los sesenta. Empezaban en falso las canciones por los nervios, sonreían mucho y en general demostraron que encima del escenario seducen, y sus canciones van camino de lograrlo. Folk de habitación que tendrá en el próximo Primavera Club 09 su primera prueba de fuego.

me-and-the-bees

Siguieron los 3Mellizas, trío zaragozano que está a punto de publicar su primer disco y que practica un rock guitarrero y prácticamente instrumental que recuerda a Sonic Youth o a los madrileños The Joe-K Plan. Con la solvencia contrastada de sus tres miembros a sus instrumentos, curiosamente fueron las canciones con letra las que más convencieron, porque en el resto se echaba en falta algo más de concreción a la hora de estructurar sus canciones, no porque fueran demasiado largas (al contrario) sino porque en ocasiones parecían más fragmentos pegados que no partes enlazadas con una idea única de canción. Pese a ello, prometen bastante.

ENTRE PRIMAVERAS: Swanton Bombs + Times New Viking + Girls (@ La [2])

De Swanton Bombs no podemos decir demasiado porque llegamos a mitad de su concierto y aunque su formato los emparente directamente con la nueva hornada de ruido (No Age, Wavves) tienen más en común con un acercamiento punk a las canciones, mucho más visceral y con menos pose de lo habitual. Tampoco nos convencieron demasiado. Al contrario que Times New Viking, que en un giro sorprendente e inesperado… ¡sonaron de maravilla! Mucho mejor que en disco, sin duda. Y claro que en disco suenan mal intencionadamente, pero fue una sorpresa que la distorsión no llegara a grados inaudibles y que las melodías del trío se pudieran apreciar en plenitud, porque de esta forma canciones como ‘My Head‘ o ‘Born Again Revisited‘ (de su reciente Born Again Revisited) supieron a gloria. Hasta que al guitarrista Jared Phillips se le rompió una cuerda de la guitarra, el concierto fue espléndido: conciso y contundente, sin miramientos. Luego bajó un poco el ritmo pero nos quedamos con una más que agradable sensación (y los tímpanos intactos).

times

Y luego Girls, aparentemente el cabeza de cartel de la noche (al menos en La [2]), que venían precedidos por el reciente (¿y exagerado?) 9.1 que su disco de debut, Album, ha recibido en Pitchfork. Sin ser para nada un mal disco, mi opinión es que Album contiene algunas canciones increíbles (‘Lust For Life‘, ‘Laura‘, ‘Hellhole Ratrace‘ o ‘Morning Light‘) pero valorado globalmente se pierde en su intento de abarcar demasiado y acaba resultando un pelín disperso. Puede que eso sea lo que les pasara a Girls encima del escenario, algo en lo que repercutió que lanzaran demasiado al principio dos de sus hits como ‘Laura‘ o la infalible ‘Lust For Life‘. O puede que se centraran demasiado en la parte lánguida del álbum y no explotaran suficientemente la vena más cincuentera y juguetona, más adecuada para esa hora. Pero de alguna manera se quedaron a medias, y nos dejaron con la sensación de que a otra hora, y no a las 2 de la mañana y entre Times New Viking y Fuck Buttons, los hubiéramos asimilado mucho mejor. Además, llegaba la hora de la verdad.

RUIDO PRIMITIVO: Fuck Buttons (@ Apolo)

Lo de Fuck Buttons fue otra historia. Este dúo desquiciado de electrónica catártica no plantea sus conciertos, DJ sets o como quieran llamarles como algo para ver, disfrutar o contemplar: lo que hacen es arrastrarte a su mundo y luego ya se verá. Y claro, puedes dejarte arrastrar o no. Si no te dejas arrastrar lo más probable es que te parezcan un coñazo, ruido gratuito, hasta infernal y sin sentido alguno. Pero, ah, si te dejas arrastrar… te llevan a un nivel de abstracción físico y psíquico logrado por la saturación de sonidos en repetición continua, por los murmullos naturales que se filtran entre ellos, por las pequeñas dosis de melodía que sueltan en cuentagotas y los gritos desesperados que culminan algunas de sus progresiones. Abren con ‘Surf Solar‘ y es imposible no hundirse, o subir, como se quiera ver, con ellos. Si te dejas arrastrar, entras en su estado de catarsis, te mueves al compás del bombo interminable e imparable, casi ni te das cuenta de los cambios entre canciones y te descubres mirando fijamente al escenario como abducido por algún elemento que no comprendes pero te encanta. ‘Bright Tomorrow‘, ‘The Lisbon Maru‘, Street Horrrsing y Tarot Sport. Y para el final, cuando salen a hacer el bis y sueltan esa burrada cósmica que es ‘Sweet Love For Planet Earth‘ todo cobra sentido y el ciclo se cierra y la catarsis explota del todo. Y al final estás exhausto porque sí, lo de Fuck Buttons es otra historia, es música con incidencia física, con repercusiones emocionales y de consecuencias imprevisibles. De otro planeta.

fuck-buttons2

Publicidad
Publicidad