12/09/2009

Nunca he tenido la MTV en casa, y desde que Internet y el formato mp3 revolucionaron la manera en que los grupos presentaban su música […]

Nunca he tenido la MTV en casa, y desde que Internet y el formato mp3 revolucionaron la manera en que los grupos presentaban su música apenas me he fijado en los videoclips que antaño solían acompañar los singles de los discos que se publicaban. De hecho, mucho me tenía que gustar una canción para adentrarme en Youtube a buscar el vídeo que la banda se había molestado en grabar. En este caso ha sido al revés, y el magnetismo de las imágenes ha hecho que me enamore de la oda al trabajo que es esta ‘The Executioner’s Song’ de Cass McCombs. Poco entiendo de audiovisuales, pero la selección de planos, los detalles, la luz y ese movimiento ralentizado (¿se trata acaso de una simple cámara lenta?) hacen que me quede pegado a la pantalla del ordenador y desee ser artista durante un buen rato. Pasada la tontería es cuando me doy cuenta de que la historia que nos cuenta el señor McCombs da bastante mal rollo (los que lleguen al final entenderán porqué) y de que la siempre típica mezcla de piano, guitarra acústica y voz delicada suena en este caso de fábula. Dado que el cantautor californiano estará en el próximo Primavera Club 09 le seguiremos la pista y pronto hablaremos de su cuarto álbum, Catacombs, que apunta muy, muy alto. Dicho esto y sin más dilación pasen y vean el vídeo dentro, pero que sea en HD (alta definición), por favor.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=9KtPQt8B8HA[/youtube]

Publicidad
Publicidad