14/06/2009

Es de sobra conocida la devoción que siente este blog por el Primavera Sound, seguramente la propuesta más excitante de la escena indie en Barcelona y me […]

Es de sobra conocida la devoción que siente este blog por el Primavera Sound, seguramente la propuesta más excitante de la escena indie en Barcelona y me aventuraría a decir que una de las razones de ser de indiespot. Haciendo un símil con el equipo que tantas alegrías nos ha dado este año podríamos llegar a la conclusión de que en muchos aspectos el Primavera «es más que un festival». Uno de ellos es lo especial que el visitante se siente antes, durante y después de su paso por la cita que cada año tiene lugar a finales de mayo en el Parc del Fòrum. Antes por la interacción que algunos de los organizadores (Gabi Ruiz, Dj Coco…) establecen con los usuarios en el foro del festival, donde se les consulta qué grupos desearían ver en la siguiente edición, se sortean abonos, se dan pistas sobre el futuro cartel y se atienden todas aquellas consultas y peticiones que se quieran hacer. Durante por la calidad de los artistas que traen edición tras edición, por la en general más que buena organización del evento y por el ánimo de mejorar fijándose en detalles a priori insignificantes pero que muchos fieles seguidores agradecen sobremanera (ubicación de los escenarios, habilitación de un espacio suficientemente amplio, reparto de tapones para las orejas…). Después por la posibilidad, también en el foro, de expresar quejas, felicitaciones, consultas y, sobre todo, por esa maravillosa tarjeta, ese santo grial, que da acceso durante todos los fines de semana del año a la [2] de forma gratuita, podiendo ver también a grupos del nivel de Sunset Rubdown, Menomena o The Wave Pictures más allá de pegarse la fiesta padre. Pues bien, ahora existe la posibilidad de enterarse de suculentas interioridades que ha tenido la recientemente clausurada edición del festival. Viene a ser algo así como un mentidero indie. ¿Quieren saber cómo y dónde encontrarlo? Pasen y les cuento.

De nuevo en el foro del festival (lo sé, soy un pesado), el bueno de Gabi Ruiz ha decidido abrir un post curioso a la par que interesante. Titulado «Lo que el ojo (del público) no ve», pretende ser un espacio donde los más curiosos puedan enterarse de aquello que sólo ven los miembros de la organización o los afortunados poseedores de pases para el backstage. Si entre otras cosas se preguntan cómo se las arregló Jarvis Cocker para saltar como un canguro en su concierto del viernes cuando los días anteriores se paseaba con un bastón, si quieren conocer detalles de la estancia de Neil Young en Barcelona y de quién y por qué rechazó una jugosa invitación, o si quieren saber las consecuencias del paso de My Bloody Valentine por el Auditori del Fòrum, sólo tienen que visitar el hilo y esperar a que Ruiz y compañía les de por seguir abriendo la boca (o ejercitando los dedos, según se mire). ¡Larga vida a los cotilleos en el Primavera Sound!

Publicidad
Publicidad