11/05/2009

Cuando Grand Archives debutaron a principios de 2008 con su casi homónimo debut en Sub Pop (The Grand Archives), se les presentó como el grupo […]

Cuando Grand Archives debutaron a principios de 2008 con su casi homónimo debut en Sub Pop (The Grand Archives), se les presentó como el grupo que había formado Mat Brooke, antiguo amigo de Ben Bridwell en Band Of Horses donde había tocado la guitarra y en Carissa’s Wierd, aquel grupo que fundó Brooke en los 90 y donde Bridwell le daba a la batería. De estos tres grupos por donde el líder de Grand Archives ha pasado, el que se ha llevado la fama ha sido sin duda Band Of Horses, que con su Everything All The Time (Sub Pop, 2006) suscitó todas las comparaciones posibles con los príncipes del rock americano de corte indie My Morning Jacket. Pero Brooke, en el rol de hacer «el favor» de tocarle la guitarra a Bridwell, se marchó antes de la gira de presentación del debut de los caballos para dar otra vuelta de tuerca a la evolución de los violines épicos de Carissa’s Wierd. El amigo Mat debía de querer alejarse de la grandilocuencia en Everything All The Time (y presente también en Cease To Begin, segundo largo de Band of Horses en el que Brooke no participó) y reinterpretar la carga emocional presente en sus dos primeros grupos en algo más modesto como ‘Sleepdriving’, ‘Orange Juice’, ‘George Kaminski’ o ‘Miniature Birds’.

En ese plan se presentaron Grand Archives la noche del sábado en La [2]. Al preparar la primera gira como grupo y con The Grand Archives grabado y publicado, el reto para Brooke y los suyos consistía en trasladar las canciones con solo dos guitarras y sin metales ni cuerdas al directo. No es de extrañar, pues, que canciones como ‘Index Moon‘, que en disco suenan inmensas, fueran deliberadamente reinterpretadas en acústico. De hecho, el entrañable batería con bigote y cara de malote sustituyó a menudo las baquetas por las escobillas, desnudando el repertorio sin perder ápice de fuerza emocional gracias al buen hacer de la banda y lo simpático que cayó Mat Brooke. Al frente estuvo y olvidándosele la letra de una versión de Elvis Costello, pero no medió más palabra de la necesaria y dejó la comunicación con el público al guitarra solista. Y es que tocar la fibra cantando sin que sea necesario llorar teatralmente como Antony Hegarty es lo que hizo Brooke en las canciones que lo pedían, llegando a la cima con la descomunal ‘Sleepdriving‘ o cuando él solo llenó el escenario de La [2] con ‘Orange Juice‘.

Pero Grand Archives es más que todo esto. En el disco, ‘Torn Blue Foam Couch’ y, sobre todo, especialmente y esencialmente, ‘The Crime Window‘ demuestran que el grupo es más que pequeñas grandes canciones y, la noche del sábado, en directo lo confirmaron. Este último tema, escrita por autoencargo y grabada en estado ebrio, cerró la noche en algo que asumíamos de antemano, despidiendo uno de los grupos más simpáticos que Sub Pop pueda tener en su catálogo, haciendo de la disolución de un grupo (Carissa’s Wierd) y la fuga de otro (Band Of Horses) grandes acontecimientos para que la cultura pop merezca tal atributo. Según ellos mismos anunciaron durante el concierto, en septiembre se publicará el segundo disco de Grand Archives, del cual ya avanzaron cuatro temas para la esperanza.

La foto no es del sábado.

Publicidad
Publicidad