25/04/2009

Primero fue el abandono de Jimmy Chamberlin hace algunas semanas, lo que convierte a Billy Corgan en el único miembro fundador de esa deformidad que […]

Primero fue el abandono de Jimmy Chamberlin hace algunas semanas, lo que convierte a Billy Corgan en el único miembro fundador de esa deformidad que son actualmente los Smashing Pumpkins. Después fue una idea ‘brillante‘ de Corgan que pretendía que sus fans se suscribieran… a él. O algo así: por 40 dólares, les garantizaba cinco vídeos desde el estudio por semana durante doce meses, para que pudieran ver «lo que hay detás de la cortina» y que formarán parte de una «película artística» (hay más información aquí). Y ahora se rebaja del todo haciendo un anuncio como si fuera Eminem para un evento de lucha libre. Qué tío, quién le ha visto y quién le ve.

Publicidad
Publicidad