15/02/2009

El festival de la Plaça Odisea, organizado desde hace dos abriles por los de la sala Depósito Legal de l’Hospitalet (el Depo de toda la […]

El festival de la Plaça Odisea, organizado desde hace dos abriles por los de la sala Depósito Legal de l’Hospitalet (el Depo de toda la vida) ya tiene quien suba al escenario del complejo comercial portuario Maremàgnum el tercer fin de semana de abril. Hace dos años, las referencias eran casi al cien por cien locales, con los aburridos Facto Delafé y las Flores Azules como cabezones; el año pasado el espectro geográfico de origen se amplió a todo el estado, con los principales reclamos de Nacho Vegas y Christina Rosenvinge por un lado y La Casa Azul por el otro. De comparsas de las dos citas, pequeñas promesas del panorama nacional, que respetamos, pero que para bien y para mal muchas se quedaron en prometer y no acabar de conseguir algo más de reconocimiento. Sin querer decir que no aplaudamos a quienes dan pequeñas y no tan pequeñas oportunidados a aquellos que empiezan, la verdad es que el Depo parecen haberlo dejado para otra ocasión y aseguran algo el tiro este 2009. Y eso que no cobran entrada.

De primero, se abren a invitar bandas internacionales, dejando el Let’s Festival como único enclave proteccionista. Aunque los suecos Lacrosse y los británicos Piano Magic no sean cabezas a la vanguardia del indie europeo, el anuncio no chirría para nada. A los primeros los vimos en La [2] en setiembre y nos lo pasamos más que bien. Su This New Year Will Be For Me And You es un amalgama de clichés de twee pop enorme y pocos se resisten a los estribillos. De los Piano Magic, en cambio, me gustaría poder decirles algo más pero va a ser que no.

De segundo, los nombres de aquí. De Barcelona, Cuchillo y Joe Crepúsculo. De fuera, el granadino Sr. Chinarro y mis queridos murcianos Klaus & Kinski. Se ha escrito y hablado mucho de estos cuatro nombres y cada uno lo bordó en sus publicaciones en 2008. Solo se me ocurre pensar que vamos a tener Crepúsculo hasta en la sopa, después de que tocara el viernes en La [2], repita en el Emergència Fest del CCCB (antes llamado Indie Fest) el fin de semana que viene y (aunque falte un montón) en el Primavera Sound de mayo.

Para terminar, solo queda añadir que lo más seguro es que vayamos conociendo más nombres para el festival de la Plaça Odisea a medida que pasen las semanas, ya que la cosa no se va a quedar solo en seis bandas, a tenor de los carteles de los otros años.

Publicidad
Publicidad