03/01/2009

Y hasta High Places y El Guincho. ¿Que a qué viene esto? Pues a una distracción de primeros días de año, que siempre resultan ser […]

Y hasta High Places y El Guincho. ¿Que a qué viene esto? Pues a una distracción de primeros días de año, que siempre resultan ser los más aburridos y deprimentes del mundo. Me explico: un tal Marcos García, que escribe en el blog de Triángulo de Amor Bizarro (el grupo, el grupo) pero no es ninguno de sus miembros, escribió el pasado 31 de diciembre una entrada en dicha bitácora (que significa ‘blog’ en castellano, lo aprendí de los fachas de Libertad Digital) en la que se cagaba en los grupos de moda, léase Fleet Foxes, High Places o Vampire Weekend. Hasta El Guincho pillaba un poquito: «Incluso me la suda bastante el renacimiento de el ‘nuevo’ indie estatal con el Guincho y su don de la ubicuidad a la cabeza«. Pues bien…

Resulta que en JNSP, no se sabe muy bien cómo ni por qué, publicaron una noticia al respecto y se armó un revuelo la mar de majo (ya saben, día 1 de enero, la resaca, el aburrimiento), que acabó con Marcos, Rodrigo (guitarra/cantante de Triángulo de Amor Bizarro) y Pablo (El Guincho) comentando en el post de JNSP. Luego Rodrigo publicó otra entrada en el blog de TAB diciendo que a él sí le gustan El Guincho y Fleet Foxes aunque High Places no, y que a todos les encanta Joe Crepúsculo. Que las opiniones son opiniones, y que un poco de tranquilidad y todo eso. Y la historia se remata con el propio Pablo Díaz-Reixa posteando en el blog de Triángulo en plan «paz, amor y tropicalismo, tíos» y afirmando que «ni me gusta ni comparto esta exagerada exposición de lo mío«. Lo que demuestra tres cosas:

1) Que a El Guincho le viene un poco grande su ‘éxito’.
2) Que JNSP empiezan a tener mucha influencia con cualquier cosa que digan.
3) Que los 3 o 4 primeros días del año son, de lejos, los peores.

Publicidad
Publicidad