22/12/2008

Han sido horas de sudor y acaloradas discusiones en la redacción ficticia de indiespot (esto es, nuestro querido Gmail). Cada uno ha votado sus discos […]

Han sido horas de sudor y acaloradas discusiones en la redacción ficticia de indiespot (esto es, nuestro querido Gmail). Cada uno ha votado sus discos favoritos, el míster luego ha hecho con ellos lo que ha querido, luego Edu ha montado un numerito para que The Wave Pictures fueran no sólo el disco del año, sino nombrados la banda más importante del planeta, y todo ese tipo de cosas (que si el disco de MGMT no es tan malo, que si la indietronica no está muerta gracias a The Notwist, que si Born Ruffians molan un montón). En fin, que esta es la lista de los mejores discos internacionales publicados en 2008 para indiespot. 30, y con bonitas explicaciones para los 10 primeros. Seguro que han visto listas mejores, quizá no coincidan con esta, pero nosotros pensamos que nos ha quedado cojonuda. Modestia aparte. Pasen, vean, opinen, rechisten, insulten,… ya saben, lo típico, dentro.

30.- Lindstrom – Where You Go I Go Too (Feedelity)
29.- BeckModern Guilt (Interscope)
28.- Jay ReatardSingles 08 (Matador)
27.- The Ladybug Transistor – Can’t Wait Another Day (Merge)
26.- M83Saturdays = Youth (Mute)
25.- Thee Silver Mt. Zion Memorial Orchestra & Tra-La-La Band13 Blues For Thriteen Moons (Constellation)
24.- FoalsAntidotes (Transgressive)
23.- Mount Eerie – Lost Wisdom (P. W. Elverum & Sun)
22.- She & HimVolume 1 (Merge)
21.- Fleet FoxesFleet Foxes (Subpop)

20.- No Age – Nouns (Subpop)
19.- The DodosVisiter (Wichita)
18.- Conor Oberst – Conor Oberst (Merge)
17.- Spiritualized – Songs in A&E (Sanctuary)
16.- Girl TalkFeed The Animals (Illegal Art)
15.- Fuck Buttons – Street Horrrsing (ATP)
14.- Born Ruffians – Red, Yellow & Blue (Warp)
13.- The NotwistThe Devil, You + Me ( City Slang)
12.- The Last Shadow PuppetsThe Age Of The Understatement (Domino)
11.- Death Cab For CutieNarrow Stairs (Atlantic)

10.- The New Year – The New Year (Touch and Go)

the-new-year

Que el peor disco de The New Year sea mucho mejor que la mayoría de cosas publicadas este 2008 dice mucho de los hermanos Kadane, que conducen al grupo por los cauces del slow-core en el sentido más amplio del término, sin prisa pero sin pausa y con una elegancia envidiable. Comparado a los anteriores Newness Ends y The End Is Near, The New Year es un pelín más irregular, con algún pequeño socavón insospechado. Sin embargo, algo que no debería sorprendernos ya que estaríamos hablando de una obra maestra si todo el álbum consiguiera mantener el nivel de la inicial ‘Folios‘ hasta el final.

9.- Silver Jews – Lookout Mountain, Lookout Sea (Drag City)

silver-jews

David Berman dejó atrás definitivamente su oscura etapa con sustancias varias para dar cuenta al público de su clase y su elegante capacidad compositiva. Lookout Mountain, Lookout Sea es el sexto álbum ya de Silver Jews desde que en 1994 Berman, Stephen Malkmus y Bob Nastanovich (ambos de Pavement) iniciaran el proyecto. Ahora solo queda Berman, que se ha hecho la banda a su medida. A diferencia del anterior Tanglewood Numbers, no hay ninguna ‘Punks in the Beerlight‘, pero con cosas como ‘Candy Jail’, ‘Open Field’ o ‘Strange Victory, Strange Defeat’, ni se les echa de menos. Es lo que tiene oler a clásico.

8.- The Felice Brothers – The Felice Brothers (Loose Music)

the-felice-brothers

El concierto que dieron en el pasado Primavera Sound fue una representativa muestra de la idiosincrasia de lo que esta banda de la zona rural de Nueva York es y significa. Es el lado tabernario el más efectivo en directo, sin duda, pero sería un error que ‘Frankie’s Gun’, ‘Radio Song’ o ‘Take This Bread’ eclipsaran ‘Wonderful Life’ o ‘Goddamn You, Jim’. Los hermanos Felice compilan en este homónimo álbum lo que viene a ser su primera etapa como grupo, destilando bourbon y trasladando al oyente al centro de Nashville. Un viaje a las esencias del rock’n’roll.

7. TV On The Radio – Dear Science (4AD)

tv_on_the_radio-dear_science-cover

Son, quizá junto a Portishead, una de las bandas más creativamente inclasificables del indie actual. Lo curioso de TV On The Radio es que, sin seguir ninguna fórmula concreta, y con sólo tres discos, han logrado asentar unas señas de identidad que les han encumbrado hasta lo más alto del underground mainstream (si es que eso existe). En Dear Science cobran más importancia los beats y las influencias de música negra, quizá es menos avasallador que su predecesor, pero las canciones siguen siendo obras de orfebería colosales y jodidamente cool.

6.- Bon Iver – For Emma, Forever Ago (Jagjaguwar)

bon_iver-for_emma_forever_ago-new

No porque esté en todas las listas hay que quitarle mérito al fenómeno Bon Iver. La historia es bien conocida: el tipo se larga a las montañas de Wisconsin durante tres meses y vuelve de allí con un disco sobrecogedor como este, gélido y reconfortante por honesto, que tanto eriza el vello como evade de la realidad y nos transporta a algún paraje inhóspito alejado de todo atisbo de civilización. ¿Inimitable?

5.- Bonnie ‘Prince’ Billy – Lie Down In The Light (Domino)

bonnieblilly

El diálogo de ‘You Want That Picture’, el estribillo de ‘You Remind Me Of Something (The Glory Goes)’ y ‘So Everyone’ bien merecen un quinto lugar. Conociendo las armas de ermitaño que gasta Will Oldham, no deberíamos buscar conexiones semánticas entre este Lie Down In The Light y I See a Darkness y el paralelismo fácil de haber dejado épocas oscuras y el encuentro con un optimismo luminoso. Sí, pero no. Oldham sigue estremeciendo (‘Missing One’) aunque, a fin de cuentas, no es eso lo que mueve el álbum.

4.- Sigur Rós – Með suð í eyrum við spilum endalaust (EMI)

med_sut

Sólo ellos eran capaces de reinventarse y entregar un disco que conjugara su esencia de grupo de culto con nuevos horizontes en forma de destellos luminosamente cálidos que pudieran agradar a un público más extenso. La esperanza y la desazón se dan la mano aquí, eufóricos y comedidos, explosivos e intimistas, para contarnos que no es bipolaridad, tampoco voluntad de gustar a la mayoría: simplemente es cuestión de matices. Y con el zumbido en los oídos, seguimos escuchándolos sin parar.

3.- The Wave Pictures – Instant Coffee Baby (Moshi Moshi)

wavepictures_icb_cover

Desde ‘Leave The Scene Behind’ hasta ‘Cassius Clay’, Instant Coffee Baby es un canto a la cotidianidad con las letras costumbristas más logradas desde que Darren Hayman cantaba que le encantaba que las chicas fumaran en su cama. Los tiempos han cambiado y ahora es David Tattersall quien tiene que aguantar sin fumar hasta que sus padres se vayan a la cama. De este disco, que no ha recibido una crítica mala, decían que no inventaba nada aunque a veces lo pareciera, pero será que no estamos acostumbrados a esta magna sencillez.

2.- Portishead – Third (Universal)

pe-portishead-third

El de Portishead era el Chinese Democracy del indie: nos habían prometido que algún día saldría, pero nadie sabía ni cuándo ni cómo. Ellos inventaron el trip hop, y con este tercer disco lo entierran como sólo ellos tenían potestad para hacer, con un disco orgánico, denso, real, lúgubre y con pocas concesiones. La voz de Beth Gibbons sigue hipnotizando, la estructura instrumental es descomunal, y en el recuerdo hasta el fin de los días quedará su concierto en el Auditori del Fòrum durante el Primavera Sound 08. Desbordantes.

1.- Vampire Weekend – Vampire Weekend (XL Recordings)

vampire-weekend
¿Qué entendemos por disco del año? Pues el más signficativo, uno que resuma bien lo sucedido en estos 12 meses que cerramos y que dé alguna pista de lo que está por venir. Por ello, por su repercusión, por su vitalidad, por su afropop, creemos que esta posición la merecen Vampire Weekend. Han salido prácticamente de la nada (bueno, mejor dicho de la universidad), y con su debut nos han hecho cantar, saltar, bailar, emocionarnos y, en fin, nos han hecho felices. Y todo desde la simplicidad y la belleza del pop. Larga vida al pop feliz, aunque sea pijo.

Publicidad
Publicidad