17/11/2008

No sólo es que la industria de la música tal y como la conocemos esté en plena decadencia, sino que a eso se le suma […]

No sólo es que la industria de la música tal y como la conocemos esté en plena decadencia, sino que a eso se le suma una crisis global de la que sólo parecen salvarse los fabricantes de tupperwares y poco más. Y aún así, ahora sale Universal Music Group y dicen que, de momento, el 2008 ha sido un buen año para ellos. Tóquense los respetables. Resulta que después de adquirir a BMG Music Publishing y Sanctuary el año pasado, en los nueve primeros meses de 2008 Universal ha crecido un 3,5%, además de incrementar en un 33% sus ingresos por ventas digitales y licencias, lo que suple las pérdidas por el descenso en la venta de discos. Los nuevos discos de Duffy, Lil’ Wayne, Jack Johnson, la banda sonora de Mamma Mia, y los ‘clásicos‘ de nuestro tiempo Amy Winehouse y Rihanna han sido los artífices de dichos resultados, cuyo total de ingresos ascience a 408 millones de euros. Nada, calderilla para rematar unos resultados que ni ellos deben acabar de entender. (Vía: Reuters)

Publicidad
Publicidad