15/07/2008

Me voy en unas horas a Benicàssim, pero antes quiero compartir una teoría que se me ha ocurrido para solucionar el desagisado que se formó […]

Me voy en unas horas a Benicàssim, pero antes quiero compartir una teoría que se me ha ocurrido para solucionar el desagisado que se formó con los malditos horarios del FIB. Es muy sencillo (hablo del domingo, claro): miren, si realmente Vive la Fête se caen del cartel como se rumorea (yo encantado), dejarían libre el Escenario Verde de 3 a 4 de la mañana, hora ideal para que los franceses Justice los sustituyeran y derribaran el escenario grande del FIB con sus eufóricas sesiones. ¿Y después? Quedaría desierto el hueco de 11 a 12 de la noche (que ahora ocupan Justice) en el escenario Fiberfib, ideal para que… ¡sí!, Death Cab For Cutie triunfen sin tener que solaparse con Leonard Cohen. Señores del FIB, becarios, Ben Gibbard, francesitos Justice, todos, ¡incluso Vive La Fête!… aquí tienen mi gráfico explicativo. Medítenlo. De verdad. Y contrátenme. Si lo hacen, prometo… no sé, prometo algo. Intentar robar la cruz gigante de Justice durante su sesión, irme de copas con Pete Doherty, insinuarme al cantante negro de Gnarks Barkley… o algo así. Lo que sea. Ya ven.

Publicidad
Publicidad