17/04/2008

La edición de este año de Glastonbury (¿el festival con la web más fea del mundo?) todavía no ha agotado las entradas, y eso que […]

La edición de este año de Glastonbury (¿el festival con la web más fea del mundo?) todavía no ha agotado las entradas, y eso que la venta empezó hace días. Es algo prácticamente milagroso en un país como Inglaterra, donde las entradas para conciertos y festivales literalmente vuelan (el festival de Reading y Leeds de este año, por ejemplo, ha vendido las 200.000 entradas que ponía a la venta en apenas 24 horas; para que vean). La culpa, dice Noel Gallagher de Oasis (y yo le apoyo), es de Jay-Z. Bueno, del marido de Beyoncé y también de algunos más…

Sobre todo de los organizadores de Glastonbury, porque ¿qué es eso de programar como cabezas de cartel a Jay-Z, The Verve y Kings of Leon? ¿De verdad eso son cabezas de cartel para uno de los festivales más grandes del Reino Unido? Sólo por citar la competencia, Reading y Leeds tienen a Metallica, Rage Against The Machine y… bueno, vale, The Killers, pero al menos aciertan en 2 de 3. El mismo Gallagher lo ha descrito bien: «Si no está roto no tienes que arreglarlo. Si empiezas a romperlo, la gente dejará de ir. Lo siento, pero… ¿Jay-Z? Ni en broma«. Y añade: «Glastonbury tiene una tradición de música con guitarras e incluso cuando se salen un poco de la línea puedes ver a Kylie Minogue un domingo. Pero no voy a tener hip-hop en Glastonbury. Está mal«.

Y por una vez estoy de acuerdo con el bocazas Gallagher. Yo como mucho toleraría a Kanye West, porque samplea a Daft Punk y canta con Chris Martin. Y ale.

Vía: Cuchara Sónica

Publicidad
Publicidad