13/01/2008

«A medida que el futuro del negocio de la música se va aclarando, hay que considerar lo siguiente: Si la marca de ordenadores Dell ofreciera […]

«A medida que el futuro del negocio de la música se va aclarando, hay que considerar lo siguiente: Si la marca de ordenadores Dell ofreciera a [inserten aquí a cualquier artista indie con credibilidad] suficiente dinero para permitirle regalar sus discos a todo el mundo, ¿sería eso venderse o sería provechoso para todos? Si tener a American Express como espónsor de una gira que permite a Fall Out Boy vender las entradas a mitad de precio que las giras de otros grupos, ¿eso es llevar los espónsors corporativos demasiado lejos? El negocio de los discos puede haberse terminado, pero el negocio de la música tiene un futuro muy fértil. Somos la marca, cosa que nos permite poder dedicarnos sólo a ser creativos y a no tener que pensar sobre cómo sobrevivir o tener que estar hablando por teléfono constantemente con nuestros managers«.

Pete Wentz, bajista de Fall Out Boy. Alternative Press #232

Publicidad
Publicidad