15/02/2016

¿Cuánto tiempo hace que no te llevas una sorpresa así?

Imagínate disfrutar de un concierto con los ojos vendados. No puedes ver quién está tocando ni de qué forma, pero el resto de sentidos se te agudizan: percibes la línea de bajo como si te vibrara directamente en el pecho, la batería te hace mover la cabeza arriba y abajo, cada nota de la guitarra te estremece y prestas tanta atención a la voz que casi puedes visualizarla. Imagínate que además encima del escenario está un grupo que conoces, que adoras, pero están tocando con tanta intensidad y energía que llevan su propuesta a otro nivel. Un grupo que nunca habrías pensado que pudiera llegar a este nivel de contundencia, y que al quitarte la venda te deja con la boca abierta.

¿Molaría, no? A todos nos gusta que nos sorprendan, y más si es con experiencias tan chulas como esta. Pues es más o menos lo que les ocurrió a los protagonistas del vídeo a continuación, solo que en vez de llevarles a un concierto les subieron a un coche que es una leyenda de la automoción, y les dieron el paseo (acelerado) de sus vidas. Y nada fue lo que esperaban, claro.

Y es que el Volkswagen Beetle (también conocido como Escarabajo) ha vuelto, pero ya no es como lo conocías. Los más jóvenes lo verán como un verdadero clásico hoy en día, como una leyenda, pero lo cierto es que desde su primer modelo, en 1948, el Beetle marcó un antes y un después. Así que ahora, en 2016, llegaba el momento de una renovación total: la nueva evolución del Beetle está aquí, y es más poderoso, más dinámico, y con más personalidad que nunca, gracias a un rediseño espectacular y un nuevo motor TDI de 220 CV.

Además, los amantes de la música vamos a tener alicientes de sobra para decidirnos por él, ya que el sistema de sonido del coche llega de la mano de nada menos que Fender, con una potencia de 400 W. Eso significa que la experiencia siempre maravillosa de conducir mientras entonas tus canciones favoritas será con una calidad inigualable en el nuevo Volkswagen Beetle. Dicen que la mayor concentración de Escarabajos de la historia se produjo en el mítico festival de Woodstock de 1965, y aquí sigue el Beetle acompañándonos en la aventura.

Woodstock

Woodstock

Publicidad
Publicidad