02/11/2017

Entrevistamos a la voz R&B más prometedora del año antes del concierto de Lorde en Barcelona.

Difícilmente dejaremos atrás 2017 sin haber tarareado al menos una vez la melodía de ‘Location’, una melosa balada retro soul exquisitamente producida que alcanzó elevadísimas posiciones en Billboard y cuyas reproducciones en plataformas como Spotify y YouTube se cuentan hoy por cientos de millones. En 2016, sin embargo, su joven autor norteamericano todavía no se había graduado en su instituto de El Paso, Texas, ni había soñado con firmar con una multinacional. Con su primer disco, American Teen, la voz de Khalid Legend Robinson se postula como una de las más prometedoras del pop y el R&B internacional, habiendo sido reclamada por artistas como Kendrick Lamar, Calvin Harris, Marshmello y su hoy amiga Lorde, a quien acompaña de gira.

La pasión por la música de Khalid tuvo como catalizador a su madre militar, quien cantaba en la banda del Ejército de Estados Unidos. Por este motivo, en su niñez fue lo que él llama un military kid, un niño nómada que tuvo que vivir en múltiples ubicaciones geográficas. Hoy, no obstante, su vida no dista tanto de la de cualquier otro millennial norteamericano inmerso en su smartphone: indícale una hora, mándale tu localización y allí estará. El pasado 9 de octubre, con motivo de su actuación como telonero de la mencionada Lorde en el Sant Jordi Club de Barcelona, intercambiamos coordenadas para que nos explicara, enfundado en una camiseta del Barça, por qué sus himnos románticos para la era de Instagram y Snapchat le han convertido en la voz musical de su generación. O como diría Lena Dunham, al menos una de ellas.

Es la primera vez que estás en España, ¿no?
KHALID: Sí, es la primera vez que estoy aquí y me encanta. Me lo estoy pasando en grande. De hecho, si no fuera porque tengo que actuar me encantaría ir a la playa de Barcelona. Amo España.

¿Qué respuesta esperas por parte del público español esta noche?
Espero gustarles. Antes de venir aquí he estado paseando por la zona y algunas personas se han emocionado al verme, así que espero que también mantegan esta energía cuando me vean encima del escenario. Sé que en cuanto salga disfrutaré muchísimo.

¿Da más respeto tocar en Europa que en Norteamérica?
Por supuesto. No tanto por el factor idiomático, sino porque en Amércia la gente está mucho más acostumbrada a mí. Allí estoy en casi todas partes. Aquí en Europa no me conocen ni me escuchan tanto, no sueno en la radio… Sé que hoy mucha gente ha venido para ver a Lorde, que es una artista impresionante, pero quién sabe, quizá me descubren y les gusta mi propuesta.

¿Cuál es tu primer recuerdo asociado a la música?
Creo que tendría unos tres años. Recuerdo que cantaba con mi madre, bailaba con ella, golpeaba el triángulo, intentaba tocar la batería… Lo sé también por las fotografías que conservo de esa época. Muchas veces las miro y pienso: estaba destinado a hacer música, estoy haciendo lo que debo.

Me consta que tienes una relación muy profunda con tu madre. ¿De qué manera su figura ha influenciado tu forma de hacer música?
Creo que ha influenciado mi voz. Sin lugar a dudas, le debo mi voz a mi madre. Si no fuera por ella no sería capaz de cantar. También ha marcado muchísimo mi personalidad. Mi madre y yo somos la misma persona. Cuando escribo canciones, creo que lo hago como ella. Como escribiría ella. Es una persona muy talentosa y aún hoy aprendo de ella un montón de cosas en relación a la música. Además, cada canción que hago se la dedico a ella.

¿Cómo empezaste a descubrir música por ti mismo?
Empecé a descubrir muchísima música en el instituto. Fue en ese momento cuando empecé a interesarme por un montón de géneros distintos. Antes de estar en el instituto no había escuchado nada de folk, y sin lugar a dudas es un género que cambió mi vida para siempre. Una vez escuché a Fleetwood Mac mi vida dio un giro. En esa época también empecé a escuchar música clásica y R&B de los setenta y los ochenta. Y todo ello ha influenciado el tipo de música que hago actualmente. Son las influencias que han marcado mi sonido actual.

Sin embargo, solo hace dos años que empezaste a escribir tus propias canciones. ¿Cómo has encontrado tu propio estilo en tan poco tiempo?
Ni yo mismo lo sé. Ha sido una locura. Estoy muy orgulloso de haberme mantenido fiel a mí mismo desde que empecé a escribir música. He sido capaz de ser yo mismo y de escribir la música que a mí me gustaría escuchar. Cuando entro en el estudio intento crear canciones que a mí me gustan, o canciones que yo querría esuchar. Y siempre acaban saliendo: a veces de forma exitosa y a veces no tanto, pero siempre de una forma muy positiva ya que me estoy expresando a mí mismo, estoy expresando la energía que hay en mi interior.

¿Sigues alguna rutina o tienes un método personal a la hora de componer?
Mis amigos me acompañan siempre a todas partes. Suelo llevármelos conmigo al estudio para que puedan escuchar mi música y disfrutarla, pero al mismo tiempo también me aconsejan y me critican. De hecho, mis amigos son mis mayores críticos. Suelo empezar por las melodías, jugando con ellas en mi mente. A veces es un proceso muy rápido y a veces muy lento. Si algo no me gusta, lo abandono rápidamente y busco una nueva idea.

¿Por qué crees que ‘Location’ conectó tan rápidamente con tantos millones de personas?
Creo que llegó tan rápido a la gente porque lanza un mensaje que estamos acostumbrados a oír en nuestro día a día. Piensa en ello: he venido a España desde el otro lado del océano y, probablemente, cuando hoy esté interpretando esta canción mucha gente cantará la palabra location. Creo que transmite un sentimiento único. Seguramente se deba a que me encanta expresar mi juventud, hacer música juvenil… ya que sé que un día no sére tan joven y, por lo tanto, mi música no será la misma. Por este motivo, antes de que me toque hacerme mayor quiero sacar toda esta energía de mi interior.

Eres una voz importante para muchos adolescentes. ¿De qué forma crees que tú música puede ayudar a tu generación?
Quiero que mi música ayude a mis fans a expresarse a sí mismos, a encontrar una expresión de su propia juventud… Muchas personas me han dicho que mi música les ayuda en sus momentos más bajos. Para mí es un honor, ya que yo también he pasado por momentos muy malos, así como también mis amigos. Y precisamente lo que a mí me ayudó a superarlos fue hacer música. Si lo piensas es maravilloso: el hecho de haberme ayudado a mí mismo también está ayudando a otra gente. Es un sentimiento sencillamente increíble.

¿Qué sentimiento crees que unifica todas las canciones del álbum?
La nostalgia, la reminiscencia… y sobre todo, el espíritu juvenil. Da igual el momento en el que lo escuches: el disco te transporta de nuevo a cuando estabas en el instituto, a ese momento al que todos querríamos volver…

Antes hablabas de Fleetwood Mac, y también sueles citar como referentes a artistas como Father John Misty. Sin embargo, lo que tú haces no es precisamente folk. ¿Qué aportan estos músicos a tu forma de hacer canciones?
Las historias que ellos cuentan duran para siempre. De hecho, Fleetwood Mac no están haciendo música ahora mismo… es decir, están de gira, pero su música es de una época anterior. Sin embargo, puedes escuchar ‘Dreams’ de Fleetwood Mac y sentirte exactamente igual que si estuvieras escuchando una canción actual. Es una canción que no ha perdido en ningún momento su poder, su emoción… y la historia que hay detrás no te parece lejana como individuo. Esa es una sensación brutal, así que por supuesto que estos artistas me han influenciado a la hora de escribir mis canciones. Siempre escucho música antigua que va a estar ahí para siempre. Siempre vuelvo a ella.

¿Cómo reaccionaste cuando Kendrick Lamar usó tu voz para su canción ‘The Heart Part 4’?
Fue una locura. Simplemente aluciné, ya que Kendrick es una de mis mayores influencias. Es un artista increíble y con un talento sin igual, así que el hecho de que usara mis samples vocales para esa canción me emocionó muchísimo. Ojalá nos juntemos algún día y hagamos una canción entre ambos. Sería un sueño.

Personalmente adoro ‘Rollin’, tu colaboración en el disco de Calvin Harris. ¿Cómo fue trabajar con un DJ y productor de su categoría?
Fue genial. Es un artista muy agradable y con los pies en la tierra. Al principio, cuando me invitó a su enorme mansión, yo estaba muy nervioso, pero hablar con él y conocerle, fijarme en cómo escribe y cómo crea, me permitió saber mucho más acerca de mí mismo. Fue inspirador. Realmente lo está partiendo ahora mismo y estoy muy orgulloso de él.

Recientemente también te hemos visto unir fuerzas con artistas tan dispares como Marshmello o DJDS y Empress Of… ¿Hay algún requisito por tu parte a la hora de aceptar colaboraciones?
Creo que siempre busco una energía parecida a la mía. Puede que a veces no sea una persona positiva, pero intento serlo siempre, y si conozco a alguien y conectamos, si podemos ser amigos fuera del estudio, entonces sé que quiero trabajar con esa persona. Sin embargo, no me apetece trabajar con alguien con quien apenas puedo mantener una conversación. No tendría sentido. Se supone que la música debe hacerte sentir, y yo quiero sentir cuando hablo con alguien. Si eso no sucede, lo siento pero no haremos una canción juntos.

Sin embargo, seguro que hay algún artista al que no podrías decir que no.
Uf… Seguramente Beyoncé. Es la mejor.

Hoy abres para Lorde, con quien compartes juventud y también mucha afinidad. Me imagino que también habrá sido una inspiración importante.
Por supuesto. Es una artista sensacional y ha influenciado mi música desde el principio. Recuerdo perfectamente que cuando escuché su voz por primera vez en canciones como ‘Royals’ o ‘Tennis Court’ pensé: “¡Wow, es impresionante que alguien tan joven hable tan bien y cante tan bien!”. Girar con una persona a la que admiro tantísimo es incomparable. Sobre todo porque ahora ya no es una simple influencia. Es también una gran amiga.

¿Preparas tus directos de alguna manera?
Sinceramente… no lo hago (risas). A veces cuando estoy por mi zona sí, pero cuando como ahora estoy lejos de casa prefiero no estresarme. Si pienso demasiado en el concierto la forma en la que actúo acaba siendo demasiado rígida. Prefiero simplemente salir al escenario y disfrutar del show.

¿Qué le recomendarías a un adolescente que acaba de empezar en esto de la música?
Que persista. Que lo siga intentando. Que no se rinda. Si yo me hubiese rendido el día antes de escribir ‘Location’ nunca habría estado aquí hablando contigo. Nunca habría visitado España por mi cuenta. Si siempre mantienes la misma energía la gente que te rodea será honesta contigo. En la vida hay que intentar ser positivo y estar siempre hambriento ante nuevos retos.

Por último, ¿qué podemos esperar de ti próximamente?
No tardaré en volver a Europa, y no descarto hacer otro concierto en España. De hecho, ya estoy trabajando en ello. Y lanzaré nueva música tan pronto como me sea posible, claro.

Publicidad

Foto. Javier Caftán   Entrevistas. Nuevos grupos
Publicidad