19/10/2017

Entrevistamos a la frontwoman de una de las bandas más sorprendentes que nos trae el Primavera Club 2017.

Aunque su caótico y fluctuante sonido, en ocasiones, puede evocar el de otros grupos bien conocidos por la mayoría de mortales, los ocho miembros de Superorganism conforman una banda de lo más atípica. Compositores, vocalistas, instrumentistas y productores, conviven todos ellos en una misma casa en Londres que a la vez les sirve de estudio durante las 24 horas del día. La última en mudarse a esta curiosa comuna musical –de ahí que, según he leído en algún sitio, le toque dormir en el salón– fue su frontwoman japonesa de solo 17 años, Orono, con quien mantengo una breve conversación telefónica con motivo de los conciertos que la formación realizará este sábado 21 de septiembre en el Teatro Barceló de Madrid y el domingo 22 en el Apolo de Barcelona, en el marco de la programación del nuevo Primavera Club. Debido a que la familia es más que numerosa, Orono me pone al día sobre el rol de cada uno en los directos: Emily, compositor y productor, maneja los sintetizadores; Tucan, quien también escribe y programa, es el batería; Harry toca la guitarra y, de vez en cuando, algunos teclados; Ruby, B y Seoul la respaldan con sus voces, y Robert se encarga de animar los coloridos visuales. Ella, por su parte, es la vocalista principal y juguetea con las teclas.

Desde que fue publicada en Soundcloud en febrero de este año –y más tarde retirada de la plataforma por un sample con derechos poco claros de C’hantal–, su canción ‘Something For Your M.I.N.D.’ ha viajado por toda la blogosfera despertando un hype abrumador, hasta el punto de que algunos llegaron a especular con la posibilidad de que se tratase de un proyecto paralelo de Gorillaz, The Avalanches o Kevin Parker. “Nos sentimos muy halagados porque todos en la banda admiramos y respetamos a estos artistas. Fue muy raro recibir esas comparaciones, pero la verdad es que nos pusimos muy contentos”, me cuenta quien ya es hoy la cara visible de Superorganism después de que el grupo haya decidido abandonar su secretismo y, en sustitución de una imagen animada, desvelar una fotografía de todos sus integrantes en carne y hueso. La canción mencionada les ha servido para seducir a Domino Records, sello que publicará su álbum de debut en algún momento de este año, no sin antes captar la atención de Frank Ocean, quien la incluyó en una de sus exquisitas playlists para su espacio radiofónico en Beats 1. Para Orono “fue una auténtica locura. Cuando me enteré por Twitter no podía creer que fuera cierto. Todos alucinamos porque nos encanta Frank”.

A la hora de escribir y producir sus sorprendentes canciones, estos chicos tampoco optan por la vía convencional. “Aunque obviamente a veces nos juntamos y nos sentamos para trabajar conjuntamente en los temas, estamos acostumbrados a mandarnos constantemente archivos musicales los unos a los otros aun estando en la misma casa. Nos sentimos más cómodos haciéndolo de esta manera. Es más fácil”, relata Orono. Este curioso ritual a la hora de abordar sus perezosas y desordenadas (aunque muy accesibles) composiciones no debería extrañarnos si tenemos en cuenta que la mayoría de ellos se conocieron online. Al preguntarle en qué forma quieren contribuir a la música pop, me responde lo siguiente: “Queremos crear melodías felices que sean deprimentes. Intentamos hacer canciones bonitas y desenfadadas, aunque realmente la temática sea muy triste o profunda”. De ahí que ‘Something For Your M.I.N.D.’, aun tratando sobre “dos personas que se sienten molestas y disgustadas consigo mismas”, sea una de las sorpresas más agradables y ocurrentes que nos ha regalado la escena DIY este 2017 gracias a sus abruptas interrupciones, una instrumentación efervescente y monstruosas voces distorsionadas. Elementos similares contienen sus dos muestras más recientes, ‘It’s All Good’ y ‘Nobody Cares’: ganchos pegajosos, crujientes arreglos electrónicos y ruidosos y alocados samples. Sobre el último misterio por resolver, su directo, Orono nos revela que “será una locura, un intenso espectáculo de rock con visuales centelleantes, coristas y bailarines”. A falta de unos Gorillaz en plena forma, habrá que dejarse caer por una cita que promete ser de lo más jovial, refrescante y disparatada.

Publicidad
Publicidad