29/09/2017

Entrevista con Alec Ounsworth, su único miembro, más de diez años después de su debut y a las puertas de una gira española la semana que viene.

La historia de Clap Your Hands Say Yeah es, por desgracia, la historia de muchos grupos que estuvieron en el sitio adecuado en el momento preciso y que, por motivos muy diversos, vieron truncada su trayectoria ascendente. Igual que Kaiser Chiefs, Hot Hot Heat, The Stills o tantos otros, Clap Your Hands Say Yeah, o lo que es lo mismo, su alma máter Alec Ounsworth, tuvieron un fulgurante debut homónimo que fascinó a crítica y público, dejándonos algunos de los hits de la primera década de los 2000, para en 2007 regresar con el musculoso y algo más irregular Some Loud Thunder y acabar de rematar el descenso con el injustamente menospreciado Hysterical en 2011, criticado por su giro hacia sonoridades más mainstream.

La travesía por el desierto de Ounsworth, que poco a poco fue quedándose como el único miembro restante de Clap Your Hands Say Yeah, tuvo su punto más bajo en Only Run, un disco publicado en 2014 que pasó completamente desapercibido, pero como todas las buenas historias parece en busca de una segunda oportunidad: lo hace con The Tourist, un quinto disco publicado a principios de este año en el que Alec Ounsworth recupera el pulso creativo con un trabajo más variado, dinámico y convincente, que gran parte de la crítica ya cataloga como su mejor disco desde el debut. Un álbum que, además, presentará en directo la semana que viene en una serie de fechas por España: arrancará el martes 3 de octubre en la sala Apolo de Barcelona, y luego pasará por Valencia (Rambleta, 4 de octubre), Murcia (Teatro Circo, 5 de octubre) y Madrid (Ochoymedio, 6 de octubre).

Han pasado ya algunos meses desde que publicaste The Tourist, tu quinto disco como Clap Your Hands Say Yeah. ¿Ha sido recibido como esperabas?
ALEC OUNSWORTH: No tenía ninguna expectativa, así que supongo que sí…

¿Cómo afrontas un quinto disco después de más de diez años haciendo música? ¿Cuesta encontrar inspiración para contar nuevas cosas?
En realidad no. Pasan ciertas cosas en mi vida y yo reacciono ante ellas. Cada disco documenta un periodo distinto de mi vida, por lo que no creo que nunca me quede sin ideas…

Se ha dicho de este que es tu mejor disco desde el debut. ¿Piensas lo mismo?
No. Creo que los otros son, como mínimo, igual de buenos. Los críticos suelen dar disparos al aire.

Este parece un disco escrito en un periodo difícil de tu vida. ¿Ha sido liberador para ti? ¿Te sirve escribir para superar cosas que te pasan?
No sé si ha sido especialmente liberador en este caso, pero sí creo que ha sido necesario para mí. No tengo muy claro cómo de bien supero las cosas que me pasan, así que… Mis sentimientos no se van tan fácilmente.

Ahora eres el único miembro de Clap Your Hands Say Yeah. ¿Echas de menos estar en un grupo? ¿Cómo cambia el proceso de hacer un disco de hacerlo en banda a hacerlo solo?
Bueno, para mí nunca fue un grupo al uso. Mi manera de trabajar siempre ha sido de escribir y grabar en el estudio, y luego preparar las canciones para el directo. Siempre estoy muy agradecido de la participación y entusiasmo de otras personas, desde músicos a ingenieros de sonido o productores, pero el proceso no ha cambiado. Sigo trabajando solo la mayoría del tiempo.

¿Por qué decidiste volver a trabajar con Dave Fridmann después de no hacerlo durante dos discos? ¿Qué aporta a tus canciones?
Supongo que nos conocemos bastante bien el uno al otro a estas alturas. Además Dave es el mejor del mundo en lo que hace, así que eso ayuda. Dave y yo nos entendemos bien porque los dos podemos ser muy exigentes con nosotros mismos.

Mirando atrás, ¿cómo recuerdas los dos primeros discos y la expectación que despertó el grupo? ¿Harías las cosas de otro modo?
No sé qué podría haber hecho de modo distinto. El hype no tiene ningún efecto conmigo. Tiendo a dejar escapar las cosas que no puedo controlar.

Hysterical me parece un disco clave en tu carrera, con un giro hacia las melodías pop que no fue demasiado bien recibido. Pero yo creo que tiene grandes canciones. ¿Cómo lo ves tú?
Creo que en ese disco hay algunas de las mejores canciones que he escrito hasta el momento. Es un poco decepcionante que la gente no pueda ver más allá de la producción, pero parece que así es. Yo creo que es un buen disco, aunque un poco largo quizá.

The Tourist, por su parte, es bastante más diverso instrumentalmente y espacioso, y parece bastante pensado para tocar en directo. ¿Lo tenías en mente a la hora de hacerlo?
Sí, me siento muy cómodo desarrollando las canciones para el disco. Muchas de este disco están pensadas para ello. Las escribo para que puedan sostenerse con los mínimos acompañamientos posible.

Hace poco hiciste una “living room tour” por Europa e incluiste algunas fechas españolas. ¿Cómo fueron? ¿Es algo que quieres repetir?
Los conciertos fueron genial. Es muy gratificante interactuar con el público, especialmente en esta era de la conexión virtual.

Con este disco, Clap Your Hands Say Yeah parecen más vivos que nunca. ¿Qué podemos esperar del futuro próximo?
¡Hay otro disco casi terminado que con un poco de suerte se publicará a principios de 2018!

Publicidad
Publicidad