03/04/2017

Kite Base, el dúo formado por Ayse Hassan (Savages) y Kendra Frost (Blindness), debuta el próximo mes de mayo con su primer trabajo 'Latent Whispers'.

Encontrarse a nivel musical supone, en muchas ocasiones, renunciar al inmovilismo y apostar por la constante experimentación. Entre infinitas maneras de hacerlo, aquella que se suele dar en repetidas ocasiones es el tener y crear distintos proyectos musicales, algo que enriquece y llena de matices el sonido de cualquier artista. Paralelamente sus trayectorias como bajistas en Savages y Blindness respectivamente, las británicas Ayse Hassan y Kendra Frost han decidido tomar un nuevo y renovado camino con Kite Base. Un potente, sofisticado y elegante dúo de post-punk que nace de la amistad entre Aye y Kendra y del innegable talento de ambas y que navega entre intensas líneas de bajo y vibrantes percusiones electrónicas. La formación de la banda, compuesta únicamente por dos bajos, bases electrónicas y voces, ya sienta las bases de un sonido sintético y ligeramente opresivo.

A pesar de que Latent Whispers, su disco debut, no verá la luz hasta el próximo mes de mayo, sus adelantos han permitido dibujar su trazado musical. A mediados del año pasado, el dúo dio su pistoletazo de salida con el lanzamiento de dos sorprendentes canciones de un punk agrio y atrevido de tonalidades oscuras como son ‘Soothe‘ y ‘Dadum‘. Dos adelantos a los que se han sumado una arriesgada versión de todo un clásico de Nine Ich Nails, ‘Something I Can Never Have‘, y el tercer single que abrirá el disco, ‘Transition‘.

Varias pistas que definen el sonido de Kite Base, un nuevo experimento entre dos amigas que gustará a aquellos amantes de propuestas como las de Stereolab, las Warpaint más oscuras y, obviamente, Savages. No en vano deben su nombre a una de las técnicas básicas del origami, “un movimiento inicial hecho de pliegues sencillos que generan una firme y fértil base para la creatividad. Puede convertirse en lo que quieras –sencillo o complejo– basado en la imaginación de su creador, en la inspiración o en la casualidad“. ¿En qué acabarán convirtiéndose Kite Base?

Publicidad
Publicidad