07/03/2017

Sean Lennon, hijo de John y Yoko, estrena la canción que compuso junto a Carrie Fisher como homenaje póstumo.

Más allá del adiós de una actriz, el fallecimiento el pasado mes de diciembre de Carrie Fisher suponía el final de un icono imprescindible en Star Wars, el universo diseñado por George Lucas. La Princesa Leia dejó una huella indeleble en aquellos atraídos por la odisea galáctica que comenzó cuando Sean Lennon tenía dos años Pese a la diferencia de edad ambos mantuvieron una amistad que dio como resultado una composición conjunta que nunca fue grabada.

No se trataba del primer contacto de la actriz con la música. Su padre fue Eddie Fisher, una exitosa voz que labró sus mayores éxitos en la década de los 50. La propia Carrie prestó su voz en 2010 a la Plastic Ono Band, el grupo iniciado por John y Yoko, para interpretar ‘What a Bastard The World Is’.

El mejor homenaje que le podía hacer el hijo del Beatle a su amiga era darle salida a la creación de ambos. Al haber sido grabada después del sentido deceso, ha sido Willow Smith, la hija de Will Smith, la que ha puesto la voz a esta ‘Bird Song’. El propio Sean explica que Carrie y él solían hablar y pontificar sobre la vida hasta el amanecer, lo que considera como los “mejores momentos” de ambos. La preciosa canción tiene su origen, precisamente, en el canto de los pájaros durante las primeras luces del alba.

Publicidad
Publicidad