20/02/2017

Entrevista con el grupo británico, que en breve presentará su último disco, Clear Shot, en Barcelona, Valencia, Zaragoza, Vigo y Madrid.

Tras la calurosa acogida que obtuvo su debut allá por 2012, gracias su certera apuesta por el rock psicodélico de aroma shoegaze, los británicos TOY lograron retener la mayor parte de su magia en la siempre complicada reválida, Join The Dots, publicado solo un año después. Tres años tuvieron que pasar entonces para que viera la luz el tercer asalto, Clear Shot, publicado el año pasado y que no lamentablemente pasó más desapercibido de lo que debería. Entre medio, un proyecto compartido con nada menos que Bat For Lashes llamado Sexwitch, y la certeza absoluta de que TOY están aquí para quedarse. La formación liderada por Tom Dougall regresa con un álbum más melódico que sus anteriores, de ritmos más relajados y controlados. Eso sí, sin dejar de lado los característicos matices oscuros de su sonido. Para ahondar algo más en los detalles del disco, hemos podido hablar con Maxim “Panda” Barron, el bajista de la formación, aprovechando que TOY estarán presentando Clear Short en España a inicios de marzo de este año. Estas son las fechas: 1 de marzo en Barcelona (Sidecar), 2 de marzo en Valencia (La Rambleta), 3 de marzo en Zaragoza (17 Fest, Las Armas), 4 de marzo en Vigo (Radar Studios) y 5 de marzo en Madrid (El Sol). Una gira organizada por Houston Party de la que Indiespot es medio oficial.

Para empezar, quería preguntaros sobre el proceso de creación del disco. Tardasteis más o menos un año en lanzar Join the Dots, vuestro segundo álbum, pero para Clear Shot habéis estado unos tres años. ¿Porqué os llevó más tiempo confeccionar este disco?
MAXIM “PANDA” BARRON: La verdad es que estuvimos haciendo muchas cosas entre el lanzamiento de Join The Dots y Clear Shot, no fue un tiempo para relajarnos. Estuvimos de gira con el segundo disco durante un largo tiempo y, a la vez, también estuvimos componiendo y grabando algunas cosas como el disco de Sexwitch. Fue una época muy intensa y de mucho trabajo, y de allí salió Clear Shot.

El proceso de composición dice mucho también de una banda. En TOY, ¿hay alguien que tire más de la composición o es algo repartido entre todo el grupo?
PANDA: Depende de la canción, pero no hay una persona en específico que se encargue de ello. No nos gusta la idea de tener una sola manera de componer así que siempre estamos intentando probar con nuevas técnicas y combinaciones, como intercambiándonos los instrumentos para ir experimentando con el sonido. Eso sí, la etapa final de la composición siempre pasa por tocar los temas en directo todos juntos, donde la canción evoluciona de verdad.

Grabasteis el disco en los Eve Studios en Stockport. ¿Cómo fue y cuánto tiempo os supuso?
PANDA: Grabamos Clear Shot en una semana, que es lo que más o menos hemos estado con todos los discos que hemos grabado. El proceso fue bastante agradable. Era la primera vez que grabábamos fuera de Londres y eso hizo que tuviéramos que estar en el estudio mucho más tiempo y sin tener ninguna distracción. Además, el estudio tenía un muy buen equipo de sonido como un xilofón y David trajo su Prophet 6 y su MS-20. 

A diferencia de vuestros anteriores discos donde Dan Carey ha sido vuestro productor, este ha sido producido por David Wrench. ¿Por qué este cambio?
Dan es un muy buen amigo nuestro y un productor brillante pero queríamos probar algo nuevo. Realmente, podríamos pasarnos el resto de nuestras vidas haciendo los discos con Dan pero pensamos que sería interesante trabajar en un estudio diferente y con un productor diferente para este disco.

¿Cómo fue trabajar con Wrench? ¿Qué ha aportado al sonido del disco?
Creo que aprendimos bastante en términos de espacio. Es decir, el tercer disco, por ejemplo, tiene menos capas que el segundo. También hemos aprendido a no sobrecargar las canciones y dejar que hablen por sí solas, o a probar cosas nuevas como secuenciar en el sintetizador MS-20, algo que nos enseñó David. 

Supongo que es algo natural que con el tiempo los grupos evolucionen en términos de sonido, pero ¿cómo os veis en relación a vuestros primeros discos? Lo primero que pensé al escuchar Clear Shot fue que habías bajado un poco las revoluciones.
Sí, bueno, fue una progresión natural y creo que las canciones son un claro reflejo del momento en el que se escribieron. Los tempos, por ejemplo, son algo diferentes a los típicos 4/4 que la gente asocia a los dos primeros discos. Eso da la impresión que hayamos bajado las revoluciones pero no creo que sea así. En todo caso, creo que Clear Shot es bastante más intenso que los dos primeros discos. Nos ha interesado más trabajar en las canciones y lo hemos hecho más allá de con largas secciones experimentales y muchos efectos. 

Una de las canciones que realmente me sorprendió fue ‘Cinema’, especialmente los arpegios de guitarra del inicio. ¿Qué influencias hay en ello?
Dom grabó esta larga progresión de acordes en casa y dijo que se inspiró en el flamenco, algo que se puede oír en las florituras de la guitarra. Cuando grabamos el disco teníamos en mente algunas bandas sonoras y creo que la canción tiene una calidad fílmica tanto en los arreglos como en el sonido. 

Hace ya unos meses del lanzamiento del disco y habéis podido dar algunos conciertos. ¿Qué respuesta habéis recibido?
Dimos dos conciertos al principio de este año y la reacción del público fue genial. La gente parecía responder bastante bien al disco, algo que nos hace muy felices. Tenemos muchas ganas de volver a Europa y girar por sitios donde nunca hayamos tocado antes. 

No será la primera vez que visitáis España. ¿Qué impresión tenéis tanto del país como de su público?
Siempre nos lo hemos pasado bien cuando hemos tocado en España. La gente parece entender lo que estamos haciendo y la reacción siempre es cálida y afectuosa. Siempre no los pasamos genial. Estamos con muchas ganas de visitar Valencia, Zaragoza y Vigo, sitios donde aún no hemos tocado, igual que volver a tocar en Barcelona y en Madrid.

Publicidad
Publicidad