06/02/2017

Entrevistamos al grupo británico, para fans de The Killers y Keane, que este jueves debutan en Barcelona (Razzmatazz 2).

Blossoms son un quinteto procedente de Stockport, una pequeña ciudad a las afueras de Manchester que podría haber dado al pop británico su próxima banda de masas. Eso es lo que siempre han querido ser Tom Ogden (voz, guitarra), Charlie Salt (bajo), Josh Dewhurst (guitarra), Joe Donovan (batería) y Myles Kellock (teclado y sintetizadores), según reconocen abiertamente, y para ello se han tomado su tiempo: los dos primeros años de trayectoria, a partir de 2014, los pasaron publicando singles de pop luminoso y accesible con sintetizadores de aroma ochentero y ganchos melódicos irresistibles. Y es que aunque provengan de la misma ciudad que Oasis y The Stone Roses, Blossoms parecen haberse visto mucho más reflejados en los The Killers más amables e incluso los primeros Keane (a ellos suenan en ‘Getaway‘ y ‘Blown Rose‘, por ejemplo), además de por supuesto en todas esas bandas de pop electrónico (Depeche Mode, Duran Duran, New Order) que en los años 80 crearon un género cuya sombra se alarga hasta nuestros días.

El plan relajado y a medio plazo parece haberles salido bien: Blossoms, su debut en formato largo, salió el pasado mes de agosto, logrando el número 1 en ventas en las listas británicas durante su primera semana. La lista BBC Sound of no iba desencaminada cuando los sitúo en cuarta posición en su lista de predicciones para 2016, y su gira mundial les llevará hasta Barcelona este mismo jueves 9 de febrero, donde actuarán en la sala Razzmatazz 2 teloneados por otra joya británica, el jovencísimo Declan McKenna. Aprovechando esta visita (que no será la primera por estos lares, ya que pasaron por el Bilbao BBK Live 2016 y telonearon a Jake Bugg en su última gira), Blossoms nos responden a unas cuantas preguntas en un avión de Tokyo a Londres.

Ha pasado ya medio año desde que publicasteis vuestro debut, Blossoms. ¿Habéis tenido el recibimiento que esperabais?
BLOSSOMS: Siempre hemos confiado ciegamente en nuestras canciones. Como grupo no nos marcamos ningún objetivo de ventas ni listas, solo queríamos conectar con nuestro público y transmitir algo a la gente, y parece que lo hemos conseguido.

Publicasteis hasta 8 canciones como singles durante dos años antes de que el disco saliera. ¿Por qué esperasteis tanto?
Simplemente queríamos esperar al momento perfecto para que el disco saliera. Siempre hemos dicho que queremos ser un grupo masivo, y si lo hubiéramos sacado antes quizá no hubiera tenido el impacto que queríamos.

¿Teníais el sonido y la idea del disco clara desde el primer single? ¿Cómo lograsteis que las canciones encajaran luego de forma coherente en un mismo trabajo?
En realidad no lo teníamos muy claro, solo íbamos publicando singles de uno en uno. Hasta que no conseguimos el contrato discográfico no empezamos a pensar en el disco. Y ahí entró James Skelly [productor], que nos ayudó a que todas las canciones encajaran en el mismo universo sonoro, aunque al fin y al cabo las canciones las escribimos todas nosotros, así que ya tenían un mismo patrón compartido.

El sonido del disco es muy pulido y producido, no parece que se trate de una banda debutante. ¿Este pop fluido es el que siempre habíais tenido en mente para el grupo?
La verdad es que sí. Nos llevó un tiempo llegar a conseguir este sonido, pero ahí es donde James Skelly más nos ayudó.

Surgiendo de Manchester y habiendo crecido con bandas locales como Oasis, The Stone Roses o The Smiths, ¿no habéis estado tentados de acercaros un poco más al rock?
El ‘toque’ de tu grupo nunca debería ser algo consciente. Todos estos grupos nos han influido enormemente, pero al final el sonido que hemos acabado teniendo no ha sido algo consciente, simplemente ha salido así.

De hecho, teloneasteis a The Stone Roses este pasado verano, precisamente en un concierto multitudinario en Manchester. ¿Fue todo como esperabais?
Sí, fue un momento increíble: telonear uno de tus grupos favoritos en el estadio de tu equipo de fútbol favorito [el Manchester City].

¿Qué pensáis cuando algún artículo dice que sois los nuevos The Stone Roses?
Que tenemos que calmarnos un poco, ¡solo hemos sacado un disco! Pero está bien tener la mención.

Vuestro sonido parece inspirado por el pop de los 80 y grupos como Duran Duran, Depeche Mode o New Order. Supongo que encontrar tu propia voz en un estilo así tiene que ser bastante difícil, ¿cómo lo habéis afrontado?
Estos grupos nos han inspirado pero de forma sutil, cuando crecíamos nos gustaban mucho más Oasis y The Stone Roses. Todo este pop de los 80 ha ido colándose en nuestras cabezas con el paso de los años, pero no diríamos que haya sido nuestra inspiración principal a la hora de componer y grabar.

A pesar de la información inmediata de la actualidad, sigue resultando muy difícil para un grupo nuevo la labor de darse a conocer. ¿Creéis que en ese sentido todavía es beneficioso publicar los discos con una multinacional como Virgin EMI en vuestro caso?
Totalmente. Nos han ayudado a derribar todas las puertas y han conseguido que lleguemos a las masas, que es exactamente lo que queríamos.

Tocáis en Barcelona esta misma semana. ¿Cómo convenceríais a alguien que no conociera Blossoms para que os viniera a ver?
Si te gustan las grandes melodías pop interpretadas por cinco tíos de Stockport con el pelo largo, ¡acércate!

En esta gira vuestro telonero, Declan McKenna, también es muy interesante. ¿Por qué lo habéis escogido?
Creemos que un compositor de inmenso talento, sus canciones son muy maduras para la edad que tiene, así que es un privilegio tenerlo de telonero en esta gira.

Supongo que es difícil hablar de ello, pero Viola Beach estaban de gira con vosotros cuando tuvieron el accidente de tráfico que acabó con su vida y la de su manager. ¿Cómo afectó eso al grupo y por qué decidisteis homenajearles dejando el escenario vacío y reproduciendo una grabación de un concierto a la hora que deberían haber tocado?
Es una tragedia que nunca vamos a poder asimilar del todo. Nos hizo pensar a todos que debemos ir con mucho cuidado cuando viajamos por el mundo. Decidimos poner su grabación porque no queríamos sustituirlos en la gira, y sentimos que su música debía sobrevivirles, así que permitir que el público escuchara su directo era lo mejor que podíamos hacer.

Publicidad
Publicidad