02/02/2017

Entrevistamos al dúo catalán tras la publicación de 'Fruto Panorama', un segundo álbum en el que redondean su irresistible fórmula de pop y post-hardcore emocional.

No ha pasado ni un año desde que BCore publicara el estupendo debut homónimo de Cala Vento (y todavía menos desde aquella entrevista en la que nos contaron que ya tenían un montón de nuevos temas hechos), pero los ampurdaneses Aleix Turon y Joan Delgado ya le han dado su merecida continuación: Fruto Panorama. Un segundo asalto de pop visceral, labrado con voces, guitarra y batería, al que han podido dedicar bastantes más horas, algo más de medios y, si cabe, más ilusión, quizá a sabiendas del potencial de unas canciones que pueden ser tan cándidas como adrenalínicas, y tan directas como ingeniosas. Y es que a pesar de que sigan evocando a sus amados dúos de post-hardcore y a alguna que otra banda de nuestra escena indie rock, con ellas logran consolidar definitivamente su idiosincrasia sin perder ni un ápice de frescura. Por eso esta vez no les hemos preguntado por Nueva Vulcano, Los Planetas, No Age o Japandroids (bueno, sobre estos últimos solo un poco, al final), sino sobre ellos mismos. Unos chavales que esta vez, irremediablemente, cantan sobre todo lo que les ha acontecido durante el año más intenso de sus vidas, pero también sobre todo aquello que puede llegar a sentir cualquier joven de su generación.

Dicen que los segundos discos asustan un poco, pero me da la sensación de que vosotros lo tuvisteis clarísimo. ¿Atravesáis un momento especialmente creativo?
ALEIX TURON: El segundo disco surgió de forma muy natural. Aunque el primero se publicó en febrero de 2016, las canciones las teníamos grabadas desde junio de 2015, y durante ese medio año, además de ensayar y dar conciertos, no dejamos de componer. Tampoco después de que fuéramos a Austin para el SXSW, así que a los tres o cuatro meses de la publicación de Cala Vento nos dijimos: “Tenemos un montón de temas nuevos. ¿Por qué no grabamos otro álbum?” No fue tanto “vamos a hacer un segundo disco, hagamos temas” sino más bien “juntemos todos estos temas que han ido saliendo y hagamos un segundo disco”.
JOAN DELGADO: Claro, no tiene sentido tener más de 15 temas nuevos y no hacer nada con ellos, así que nos dijimos: “¡Grabemos otro disco!” Y si pasados cuatro meses tenemos hechas 18 canciones más, que no creo, grabemos un tercero (risas). Hay que hacerlo así: si hay temas, p’alante.

Antes de crear la banda, tampoco erais supercolegas, ¿no? ¿Ha sido muy distinto hacer un disco ahora que os conocéis mucho mejor?
JOAN: Sobre todo a la hora de componer los temas. Para la mayoría de las canciones del primer disco, Aleix ya tenía muy clara la idea y el rollo que les quería dar antes de que empezásemos. En cambio, en este las hemos creado entre los dos durante las horas de ensayo. Nos hemos pasado el verano ensayando, y al ir trabajando los temas cada tarde, durante tantas horas, han salido muchas ideas conjuntas. El primer disco lo hicimos mucho más aquí en Barcelona, pero este verano, al estar los dos en el Empordà, ha sido más fácil ensayar y dedicarle más horas a las nuevas canciones.
ALEIX: Sí, en el primer disco no hubo tanta preproducción porque surgió de forma mucho más espontánea. Simplemente vino Eric Fuentes y nos dijo: “Va, chicos, ¿tenéis temas suficientes? Hagamos un disco“. En cambio, esta vez fuimos más nosotros quienes dijimos: “Tenemos todo un verano por delante para trabajar en él, porque no lo grabaremos hasta septiembre“. Esta vez las canciones están más trabajadas y se nota.

También conoceréis mucho mejor a Eric Fuentes. ¿Le habéis dado muchas pautas de cara a este álbum, o más bien os las ha dado él a vosotros?
ALEIX: Desde los inicios de Cala Vento, Eric forma parte activa del proceso creativo de la banda, y en este disco todavía ha podido jugar más su rol como productor; del mismo modo que nosotros hemos podido trabajar más los temas, también hemos podido pasar más rato con él produciéndolos. Al final es uno más del grupo.
JOAN: Sí, es uno más. Hay cosas que ya sabíamos del primer disco y nos hemos anticipado, mientras que hay otras que las aporta específicamente él. Es muy creativo y siempre tiene nuevas ideas.

Sois del Empordà, pero vivís en Barcelona, ¿no?
ALEIX: Bueno, yo he vuelto a Figueres.
JOAN: Yo sí, hace siete años que vivo en Barcelona.

Vaya, lo tenía mal entendido.
JOAN: Bueno, pero es que Aleix hace nada que vive en el Empordà, ¿eh?
ALEIX: Sí, desde septiembre. También he vivido siete años aquí.

¿Cómo os ha tratado la ciudad durante estos años?
ALEIX: 
Yo he pasado por momentos muy distintos. Al principio tuve una época en la que iba a muchísimos conciertos, porque claro, venía del Empordà y allí hay muchos menos, mientras que aquí tienes unos 50 a la semana. Luego dejé de ir a tantos porque salía más de fiesta (risas).
JOAN: Es normal. Vienes de un pueblo de 10.000 habitantes, llegas aquí y tienes lo que quieres, a la hora que quieres y de la forma que quieres. Y pasas por una primera etapa más frenética hasta que te vas calmando. En Barcelona siempre hay cosas que hacer, lo tienes todo a tu alcance y claro, es un cambio muy radical cuando vienes de un pueblo donde…
ALEIX: …donde te tienes que inventar tú las cosas.
JOAN: Claro, donde si quieres distracción te la tienes que inventar de alguna manera. Y aquí es que al final hay tantas distracciones que te quedas en casa.

Aunque todavía encontramos algunas canciones románticas en Fruto Panorama, no hay tantas como en el primero y parece que habléis más de todo lo que os ha pasado a nivel profesional durante los últimos años: grabar discos, salir de gira…
ALEIX: Las canciones del primero surgieron todas de una situación en la que casi no dábamos conciertos y solo ensayábamos, con el añadido de que yo acababa de dejar atrás una relación sentimental. En el segundo, por el contrario, las canciones nacen ya en otro contexto: Cala Vento yéndose por ahí a tocar, Cala Vento viajando a Austin para actuar en el SXSW, Cala Vento alcanzando cierto reconocimiento por parte del público y la crítica… Y claro, todo esto te da pie a decir: “Venga, tengo que hacer una canción de esto o lo otro“. Y a veces es buscado, y a veces simplemente te salen así.

Supongo que no habíais girado nunca a este nivel con vuestas bandas anteriores.
JOAN: Para nada. Siempre lo digo: a mí hace tres años me llegas a decir que habría tocado en Texas y… que va. No me lo creería. Pero es lo que siempre habíamos querido, así que vamos a aprovecharlo y disfrutarlo a tope.

¿Qué otras bandas os han influido concretamente en este disco?
ALEIX: El grupo que más nos ha inspirado para el segundo disco somos nosotros mismos, por lo que decías al principio de los segundos discos. En ellos ya no partes de cero, y por eso creo que la máxima influencia de este álbum ha sido el primero. Hemos querido distanciarnos de él pero tampoco demasiado, poque éramos conscientes de que casi sin buscarlo habíamos generado algo bastante genuino y personal, y no queríamos perder esa frescura de la que tanto se habló; no queriamos, una vez grabado, darnos cuenta de que era otro disco igual. Para hacer eso, mejor no hacerlo.

¿De qué habla la séptima canción del disco, ‘6.000.000.000’?
ALEIX: Vino inspirada por la crisis de los refugiados. Quise hacer un tema que hablase sobre el individualismo y esta manía que tenemos los seres humanos de pensar solo en nosotros mismos. A veces nos cuesta darnos cuenta de que si estuviésemos solos sería todo una puta mierda. De que también necesitamos a las otras personas.

Os vi hace unos días tocando en acústico en una galería de Gracia. ¿Os sentís cómodos en un formato que no es el vuestro?
JOAN: Cada vez más. Quizá no es lo que más nos apetece, pero en determinadas situaciones te lo piden, te lo planteas y piensas: “¿Por qué no?“. Ha ido surgiendo cada vez más y le acabas pillando el rollo. Seguimos siendo nosotros dos tocando los temas de una manera más desenfadada. Yo me pongo más nervioso porque toco la guitarra y no la batería, pero cada vez nos sentimos más cómodos.
ALEIX: Es más divertido. Es otro rollo.
JOAN: ¡No tiene nada que ver!

¿Cómo veis el panorama del pop rock español? Me da la sensación de que ciertos festivales arriesgan más bien poco y que sus carteles básicamente repiten los mismos nombres. ¿Lo habéis notado de cara a la contratación?
JOAN: Personalmente, creo que está naciendo una nueva escena de grupos superinteresantes, y espero que acaben llenando todos estos festivales que ahora tienen carteles monótonos. Son grupos de gente muy joven que está haciendo cosas superguays. Nos dimos cuenta de ello, por ejemplo, en el Monkey Week de este año, donde vimos muchos grupos que pese a no haber despegado ni ser cabezas de cartel de ningún festival, ya empiezan a despuntar y ofrecen algo nuevo, algo original que no es lo que llevamos años viendo. Es bueno que eso pase y creo que se notará dentro de poco.
ALEIX: El problema en este país es que el rock lo hacen cuarentones, cuando el rock y estas músicas siempre han salido de la gente joven. Que no esta mal que suceda, oye; AC/DC y los Rolling Stones siguen tocando y seguramente lo hacen muy bien (no he tenido la suerte de verles en directo). Es más un tema de lo que debe transmitir este tipo de música. Creo que a nosotros nos está yendo bien por eso, porque somos jóvenes y hablamos de cosas que le pasan a los jóvenes. En cambio, los grupos de personas más mayores que hacen rock y tienen que hablar de lo mismo desde una perspectiva más lejana se lo tienen que inventar más, y pues suena como un poco falso, ¿no?
JOAN: Creo que fue Mick Jagger quien, en una entrevista que le hicieron cuando era joven, dijo algo así como que preferiría morirse antes que seguir tocando ‘Satisfaction‘ a los 45 años. Y el tío aún sigue ahí dándole (risas).
ALEIX: Sobre el tema de la contratación, a nosotros nos cuesta porque ahora mismo somos un producto emergente. Parece como que a los festivales les apetece pero a la vez no tienen la seguridad de que les compensará económicamente. Al final son empresas que quieren ganar dinero y hacer sold out, de modo que si ponen un nombre que no es tan conocido en su cartel se arriesgan. Y no todos los festivales están dispuestos a correr ese riesgo.

El otro día pusieron vuestro single en Los 40 Principales. ¿Os atraería la idea de sonar en radiofórmulas?
ALEIX: Hay tan pocas radios musicales en este país que las tengo todas grabadas en el coche que comparto con mi hermana, así que a veces, cuando en Radio 3 dan uno de esos programas tan aburridos, cambio indistintamente a Los 40, RAC105, Flaixbac o lo que sea y pienso: “Pues me molaría poder escuchar grupos como Cala Vento en estas emisoras“. ¿Por qué no?
JOAN: Claro, la cosa es poder llegar a traspasar esa barrera entre el indie y el mainstream. El otro día lo hablaba con uno de los Please Wait: “¡Imagínate poder escuchar un grupo de hardcore o así en Los 40!”. Querría decir que están pasando cosas guapas.
ALEIX: Como lo que les ha pasado a At the Drive In, ¿no?
JOAN: Sí, o Los Planetas, que también lo petaban en Los 40. Sería una buena señal. La gente ya no solo escucha a David Bisbal.
ALEIX: Sí, y ayudaría a enriquecer un poco la cultura musical de este país.

Un periodista de NPR Music ha descrito vuestro nuevo disco como ‘emo pop’.
JOAN: 
Sí, flipé con el tweet.

¿Os sentís identificados con la etiqueta?
ALEIX: Sí, puede ser…
JOAN:
Sí, yo creo que sí. El rollo de las etiquetas es muy complicado, pero nosotros somos personas bastante emocionales, y tanto cuando tocamos los temas como cuando los estamos componiendo nos mola que nos toquen mucho la fibra. A mí un tema me gusta cuando me pone la piel de gallina.

A mí, no tanto por el tipo de música sino por este componente tan emocional y supongo que por juventud, me recordáis un poco a Pinegrove. ¿Les conocéis?
JOAN:
Sí, claro, son flipantes.
ALEIX: Bueno, yo estoy muy enganchado al vídeo que tienen de AudioTree en YouTube. El disco no me gusta tanto. O sea, me mola, pero me gusta mucho más el vídeo ese en el que tocan los cuatro en eléctrico. Y de hecho, el otro día descubrí que dos miembros de Half Waif, con quienes tocaremos este mes en Alicante, son el batería y la teclista de Pinegrove. ¿Eres consciente?
JOAN: ¿En serio?
ALEIX: ¡Sí, podremos hablar con el batería de Pinegrove!

En una entrevista reciente para Cuatro Pistas, Aleix hablaba del vértigo que le provocaría convertir esto en profesión, porque en cierto modo puedes perder o sentir coartada tu libertad artística. ¿Dónde pondríais el límite?
ALEIX: Me da mucho respeto pero me gustaría probarlo. Simplemente para saber que se siente al poder decir que esto es tu trabajo. Porque ahora nos lo tomamos como si fuera nuestro trabajo pero no lo es.
JOAN: Solo absorbe dinero (risas).
ALEIX: Molaría que un día nos diera, de dinero. No sé, ¿tú qué opinas?
JOAN: Lo que he dicho siempre. No es el principal objetivo porque ese es tocar todo lo que podamos e ir haciendo discos. No nos ha pasado, pero debe ser gratificante hacer algo que te mola mucho y encima ser recompensado por ello. Bueno, el otro día recibimos cuatro duros de SGAE y nos pusimos bastante contentos.

O sea, que de SGAE sí se rasca algo, ¿no?
ALEIX: Pensábamos que no pero sí. Aunque claro, para vivir de SGAE tendríamos que cobrar 20 veces más.
JOAN: Sí, he hecho el cálculo y creo que hemos cobrado unos 20 euros al mes. No sé si eso nos da para vivir (risas).

¿Qué planes tenéis de cara al verano? ¿Os veremos en algún festival?
ALEIX: Algún festival hay por ahí…
JOAN:
Principalmente, queremos tocar. En mi caso, llevo desde los catorce años trabajando cada verano los meses de julio y agosto, porque vivo en un pueblo de la Costa Brava y tengo que hacerlo por huevos. Que no me disgusta, eh, pero me molaría no trabajar este verano… o sea, que pudiésemos trabajar de lo que realmente nos mola, que es la música.

Por último, no puedo dejar de preguntaros por lo nuevo de Japandroids.
ALEIX:
Está más producido, ¿no? Han jugado con distintos timbres y Brian King ya no va tan a fondo con la guitarra. Ya no hay esos muros de sonido…
JOAN: Tampoco me parece mal. Japandroids tienen dos discos que son muy iguales. En mi opinión, en el primero hay muchos más hits pero el segundo es muy parecido. Mola que ahora intenten hacer algo distinto a ver qué pasa.
ALEIX: Tenemos ganas de verles en el Primavera Sound de este año.

Publicidad
Publicidad