18/01/2017

100.000 dólares de presupuesto y su protagonista ni se presentó en el rodaje.

Hola, soy Ryan Staake. He “co-dirigido” este vídeo con Young Thug. Pero nunca nos llegamos a conocer”. Así empieza el videoclip de ‘Wyclef Jean‘, uno de los temas de JEFFERY, último disco de la estrella del rap estadounidense Young Thug, al que nosotros conocemos especialmente por haber rapeado en la festiva ‘I Know There’s Gonna Be (Good Times)‘ del debut en solitario de Jamie xx.

Pero lo que debería haber sido un vídeo más de hip hop más o menos al uso –con chicas en paños menores, coches (aunque fueran en miniatura), escenas de fuerte carga sexual, humo y demás– ha acabado convirtiéndose en un divertido experimento debido a un simple motivo: Young Thug nunca llegó a poner un pie en el set de rodaje del videoclip. Ante la ausencia de su principal estrella, y después de estar esperándole más de 10 horas y teniendo un presupuesto de 100.000 dólares, el director Ryan Staake decidió darle la vuelta al asunto y convertir el videoclip en una especie de historia sobre lo que debería haber sido y nunca fue, y los inconvenientes con los que tuvo que lidiar durante el largo día en el que, se suponía, iba a grabarse el videoclip de ‘Wyclef Jean‘. De paso critica (y ridiculiza) la actitud (y alguna letra) de artistas como Young Thug, arroja un poco de luz sobre la magia del cine, y nos hace pasar un muy buen rato.

Publicidad
Publicidad