26/12/2016

Uno de los iconos del pop británico en los 80 y los 90 ha fallecido esta noche en paz en su casa de Oxfordshire.

A 2016 solo le falta una declaración de guerra mundial –si no la hay ya de manera encubierta–  para coronarse como el peor año del último medio siglo, al menos desde el punto de vista musical. El último de los estragos que ha generado ha sido la marcha prematura de George Michael, uno de los iconos más importantes del pop de los 80 y los 90, que murió pacíficamente anoche de madrugada en su residencia de Oxfordshire. El artista británico, célebre por el éxito de Wham! entre 1983 y 1986 y por una carrera en solitario que, aunque en cierta medida descendente en cuanto a trascendencia, inspiración y seguimiento, se traduce en más de 100 millones de discos vendidos, nos ha dejado a los 53 años mientras trabajaba en un nuevo álbum que tenía prevista su salida al mercado en 2017.

Una vida artística marcada por su beligerancia hacia las grandes firmas, por varios escándalos relacionados con las drogas, el alcohol y el sexo, y por una escabrosa salida del armario en 1998, cuando fue detenido por practicar actos lascivos en unos baños públicos de Beverly Hills tras ser engañado por un policía de paisano que le tendió una trampa.

Las causas de la muerte de Michael no han trascendido todavía, aunque alguno medios británicos como el Daily Mail apuntan que puede haberse debido a un fallo cardíaco. En las declaraciones del publicista del músico a la BBC no se ha especificado el motivo, pero la policía ha señalado que el fallecimiento se ha producido en circunstancias no explicables pero no sospechosas. El músico, por otra parte, arrastraba problemas de salud pulmonares desde principios de esta década. En 2011 tuvo que cancelar una serie de actuaciones por neumonía, motivo por el cual también tuvo que ser ingresado el año pasado en un hospital en Viena. En los próximos días y semanas, seguramente, irán trascendiendo más datos e informaciones al respecto. En cualquier caso, os dejamos una relación de reacciones de músicos y allegados del artista ante su prematura y sorpresiva muerte. Descanse en paz.

Publicidad
Publicidad