22/12/2016

Las 100 canciones que nos recordarán a este año que dejamos atrás.

50. El Guincho – ‘Comix’ (feat. La Mala Rodríguez)

La batidora de estilos de Hiperasia, el tercer disco de El Guincho, tiene su punta de lanza en ‘Comix‘, el corte más amable del álbum con sus versos en clave hip hop, sintetizadores líquidos y el flow indiscutible de La Mala Rodríguez. Esto, unido a algunas frases lapidarias del ‘yo malo’ de Pablo Díaz-Reixa (“volví como Ave Fénix“, “porque siempre me largo con la guapa de la fiesta“, “sé que te molesta ver cómo no me cuesta“), convierte este tema en el más memorable del disco. (Aleix Ibars)

49. Manel – ‘Jo Competeixo’

La catarsis definitiva de Manel. El tema que cierra Jo Competeixo, su cuarto álbum (y posiblemente el más inspirado desde su debut) es un homenaje declarado a ‘Losing My Edge‘ de LCD Soundsystem: ocho minutos de duración, cruce de estilos con varias canciones en una, sintetizadores a mansalva, coros efectistas y una liberación a nivel lírico con momentos autorreferenciales y un poco de mala leche. Enorme. (Aleix Ibars)

48. Public Access TV – ‘End of an Era’

Puede que como disco no haya resaltado tanto como para acabar en todas las listas, pero en cuanto a debuts el de Public Access TV sí será recordado como parte fundamental de este 2016. Reutilizando esa fórmula perfeccionada por The Strokes y remontándose también a bandas de culto pretéritas como Television, ‘End of an Era‘ es además una declaración de intenciones sobre el mundo actual: “They say the kids don’t like Rock and Roll / Don’t like Rock and Roll / Anymore“, aunque el estribillo, totalmente strokesiano, deja lugar a la esperanza: “As long as we keep dancing all night babe / We might keep it together“. Bailemos. (Aleix Ibars)

47. Shura – ‘What’s It Gonna Be?’

La línea cada vez es más fina, pero sigue habiendo pop de fácil digestión sin que tenga que ser de consumo masivo. En esta categoría, uno de los hits del año llega firmado por la británica Shura, y es impecable: ritmo infeccioso, el punto justo de luminosidad, un verso en crecimiento constante y un estribillo demoledor que habla de no rendirse pase lo que pase. (Aleix Ibars)

46. Minor Victories – ‘Folk Arp’

El primer álbum del supergrupo es tan redondo que no parece justo destacar una canción sobre las demás. No obstante, ‘Folk Arp’ lo tiene todo: suavidad inicial, donde parece que volamos son motor sobre una ciudad dormida –el videoclip ayuda–, una progresión que va desde los violines a las guitarras pasando por la entrada triunfal de la percusión, y un final épico donde las texturas de distorsión de Mogwai asoman la cabeza con ímpetu, dulzura y grandiosidad. Y luego está la voz susurrada de Rachel Goswell, llena de esperanza “I no longer bleed / No more must I heal / As we begin again / Take my hand and walk with me now”. Te-ma-zo. (Pablo Luna Chao)

45. Hope Sandoval and the Warm Inventions – ‘Let Me Get There’ (feat. Kurt Vile)

Esta canción podría estar sonando sin parar desde el día que salió –22 de septiembre– y a estas alturas pocos se habrían cansado de ella. Juntar los ritmos de Hope Sandoval y Kurt Vile, los acogedores e hipnóticos ambientes que ambos crean y sus esencias musicales, de un rollo americano elegante y placentero, solo podía deparar un tema de este calibre. Siete minutos de medio tiempo a fuego lento, de diálogo tranquilo cerca de una chimenea al pie de una ventana de madera. La guitarra no la toca Vile, por cierto, pero su mera presencia vocal otorga a la canción un estatus que sobresale en el disco, tercero de la californiana en su proyecto con Colm Ó Cíosóig (de My Bloody Valentine). (Pablo Luna Chao)

44. Massive Attack – ‘The Spoils’

13 años después, y con no demasiados hits eternos de por medio –uno de ellos, ‘Paradise Circus’, precisamente con la propia Sandoval–, Massive Attack se han reencontrado con su propio reflejo: en concreto con el que emitieron por última vez mediante 100th Window. En esta delicada joya toma el protagonismo lírico Hope Sandoval, a medio camino entre la Elizabeth Fraser de ‘Teardrop’ y la Sinéad O’Connor de ‘What Your Soul Sings’, congelando la escena con su proverbial forma de cantar. Bella en su visible vulnerabilidad y sencilla en su clasicismo, es la pieza más atractiva de las seis que ha publicado la banda de Bristol en sus dos EPs de este año. (Pablo Luna Chao)

43. Junior Boys – ‘Over It’

Ya parecía improbable que los canadienses entregaran un tema así: tan inmediato, tan concreto, tan rematadamente pop. Andaban Junior Boys entregados a coordenadas house de un tiempo a esta parte y, de repente, ZAS! ‘Over It‘, cantada por un Jeremy Greenspan metido a diva soul, a la carrera desde el segundo uno, no se anda con rodeos. La cara más directa del dúo y su ya patentado barniz melancólico corren de la mano hasta la pista de baile. (Víctor Trapero)

42. Dirty Projectors – ‘Keep Your Name’

A Dirty Projectors es imposible capturarlos en estático. Cuando crees que con esta ‘Keep Your Name‘ (primer adelanto de su próximo disco, que saldrá en 2017) han firmado una balada demoledora en la línea del mejor James Blake, con piano, bases electrónicas y voz distorsionada, te enchufan a media canción un corte entre africano y hiphopero y recuerdas por qué son un grupo único: solo ellos son capaces de hacer funcionar la sorpresa con tanto acierto. (Aleix Ibars)

41. BeGun – ‘Dora’

La gracia de Amma, el nuevo disco del productor catalán BeGun, reside en el viaje onírico que propone como conjunto, pero su hit ‘Dora‘ ya es un pequeño viaje en sí mismo que vale la pena apreciar también en solitario. Con sus propias idas y venidas, pasando de su electrónica fluida y contemplativa con coros celestiales a puntas de pegada con sintetizadores que te llevarían a la pista de baile para después volver al reposo, ‘Dora‘ es una auténtica delicia que combina dos mundos electrónicos que no tienen por qué estar enfrentados. (Aleix Ibars)

40. Nick Murphy – ‘Stop Me (Stop You)’

El cambio de nombre de Chet Faker por el que sus padres le dieron al nacer no llegará solo: poco queda del sedoso r’n’b con el que el australiano se dio a conocer en los dos adelantos que ha dado a conocer de su próximo asalto. Se hace imposible no pensar en Moderat ante la combinación ganadora de músculo electrónico de corte oscuro y melodías claramente pop de ‘Stop Me (Stop You)‘, aunque es cierto que en el tramo final de este tema de 8 minutos Murphy se transforma en una suerte de cantautor al piano para deslumbrarnos una vez más con su sensibilidad. Esto promete. (Aleix Ibars)

39. Pedro Vian – ‘801 Nite’ (feat. Carla Pérez Vas)

La heterogeneidad es una de las principales bazas de Beautiful Things You Left Us for Memories, el disco de debut de Pedro Vian, y la canción que se encuentra en el corazón del mismo, ‘801 Nite‘, es un claro ejemplo de ello. Pese a cohesionarse con el resto de temas del álbum e impregnarse del mismo halo melancólico, desde luego no encajaría en ninguna pista de baile. A ello contribuyen Carla Pérez Vas de Mourn, con una aportación vocal que se aleja de su registro punk y por momentos recuerda en solemnidad a Victoria Legrand de Beach House, e incluso Chris Taylor de Grizzly Bear, quien puso su ojo experto en la mezcla de este experimento synth pop. (Max Martí)

38. Hamilton Leithauser + Rostam – ‘A 1000 Times’

Somos bastantes los que echamos de menos a The Walkmen, y seguramente muchos más los que ansiamos que Vampire Weekend le den una continuación a Modern Vampires of the City de una vez. Pues bien, para ambos va dirigida esta ‘A 1000 Times‘, absoluta maravilla en clave medio tiempo clásico que conjuga la voz desgarrada de Leithauser con esa producción de Rostam, suficientemente pulida para enamorar pero sin perder el punto rugoso que emociona y la hace real. Para escuchar una y mil veces. (Aleix Ibars)

37. The Drones – ‘To Think That I Once Loved You’

Creo honestamente que estamos ante uno de los discos más infravalorados del año. Empiezo a pensar que esto pasa un poco con lo que no sale de UK o USA. The Drones tienen el pecado original de ser australianos y complicados. Son una banda corrosiva, dificilita de escuchar, pero que llevan ya dos obras maestras, I Sea Seaweed y este inapelable Feelin Kinda Free. Dificilísimo quedarse con una. Quizás lo justo sería quedarse con la sucesión ‘Then They Came for Me’, pegajosa como alquitrán caliente, y esta portentosa ‘To Think That I Once Loved You’, una maravilla escalada que acaba a dos voces en una épica afiladísima que es para mi uno de los momentos musicales del año. Me remueve cada vez. (Daniel Boluda)

36. The Avalanches – ‘Subways’

El perfeccionadísimo patchwork de los australianos echa mano aquí de un tema de Chandra lanzado en los 80s y de una versión del ‘Warm Ride‘ de los Bee Gees a cargo de Graham Bonnet. Dieciséis años después, el éxito de la fórmula sigue intacto. La caleidoscópica ‘Subways‘ (y Wildflower! al completo) es un paseo por un mercadillo vintage: una experiencia tan nostálgica como ilusionante. (Víctor Trapero)

35. Anderson .Paak – ‘Come Down’

El que quizás sea el mayor hit del inmenso Malibu (poca broma: la competencia es feroz) es una bendita contradicción. Su ritmo infeccioso, con esa reluciente producción funk de Hi-Tek, y sus aires eufóricos contrastan con el mensaje que encierra. ‘Come Down‘ es un himno contra vivir en las nubes, contra los aires de grandeza: esos que el californiano, aquí entre el rapeo vertiginoso y el homenaje a James Brown, podría adoptar con toda justicia tras su triunfal 2016. (Víctor Trapero)

34. Baywaves – ‘Time Is Passing U By’

Si el cuarteto madrileño Baywaves está en la lanzadera de grupos nacionales listos para triunfar a nivel internacional es en gran parte gracias a esta demoledora ‘Time Is Passing U By‘, que arranca con un riff endiablado y luego se adentra en terrenos tameimpaleros que, si bien ya se han visto otras veces, no resultan fáciles de dominar con la solvencia que lo hacen Baywaves. Enorme. (Aleix Ibars)

33. Car Seat Headrest – ‘Drunk Drivers/Killer Whales’

¿Qué tendrán que ver los conductores borrachos y las orcas asesinas? La mente de Will Toledo, un aspirante a rockstar enfurruñado en la aventura que comporta ser millennial, os diría que nada más allá del sentimiento de vacío que uno siente al llegar a casa hecho un cromo; esa melancolía postfestiva, en cierto modo egoísta, que experimentamos cuando nos acostamos después de una noche de jarana. ¿Puede entrar algo tan decandente en la categoría de himno? Inspirado en la tristeza que le produjo ver el documental Blackfish, lo que está claro es que The Strokes habrían firmado para estrenar en 2016 una canción tan portentosa, y Julian Casablancas por emular ese timbre de voz tan rugiente, rompedizo y propio de indie rockers llenaestadios. (Max Martí)

32. Sampha – ‘Blood On Me’

Que Sampha posee una voz tremendamente genuina y expresiva es algo que sabemos desde hace años. Por ello le han reclamado para sus canciones artistas como SBTRKT, Drake, Jessie Ware, Koreless y, este mismo año, Kanye West, Frank OceanSolange. ‘Blood On Me‘, sin embargo, es la materialización más contundente hasta la fecha del británico como cantautor y productor, un anticipo de radiante intensidad de lo que está por venir en 2017, cuando le veremos (ahora sí) despuntando en solitario y actuando en grandes festivales. Y esta canción lo tiene todo para ponernos los dientes igual o más largos que los de la manada de perros que aparecen en su videoclip: profunda presencia vocal, ansiosa progresión instrumental y la inevitable sensación de vértigo que precede a cualquier gran salto hacia el estrellato. (Max Martí)

31. Sia – ‘Cheap Trills’ (feat. Sean Paul)

Una corriente de aire caribeño procedente de Jamaica ha recorrido 2016 de principio a fin. Culpa de Rihanna y su ‘Work‘, Drake y su ‘One Dance‘ y, claro, Sia y su ‘Cheap Thrills‘, nuevo hito de una carrera que amagaba injustamente con quedar tachada de “one hit wonder” tras ‘Chandelier‘ y primer número uno en USA de la australiana. Ella, sin embargo, parece pasar de ese reconocimiento y de casi todo: “no necesito dinero mientras tenga el ritmo, no necesito dinero mientras pueda seguir bailando”, canta acompañada de coros infantiles. Y que nosotros lo veamos. (Víctor Trapero)

Páginas: 1 2 3 4

Publicidad
Publicidad