09/12/2016

Entrevistamos a una de las revelaciones locales del año, que presenta su debut hoy en BCN y mañana (y la semana que viene) en Madrid.

Paula Jornet dice que solo sabe hacer (bien) dos cosas: actuar y cantar. Y si bien es altamente dudable que estas sean las dos únicas cosas que se le dan bien a esta catalana de apenas 20 años, lo que es innegable es que tiene talento para ambas: Jornet se ha dado a conocer como actriz gracias a su paso por la telenovela La Riera, de Televisió de Catalunya, en la que lleva apareciendo los últimos 7 años (empezó con solo 13); sus inicios como cantante y compositora fueron algo después, primero a través de un canal de Youtube, pero la evolución ha sido prodigiosa, plantándose ya y sin apenas preámbulos con un disco de debut como Creatures, publicado hace poco más de un mes, del que estrenamos el fabuloso primer single (‘Guns‘) en Indiespot. Poco después comprobamos en el Primavera Club 2016 que además de una compositora de futuro estábamos ante una fantástica intérprete, y la escucha pormenorizada de Creatures confirma definitivamente que estamos ante una de las revelaciones del año. Y con sorpresa, porque pese a que de entrada podríamos estar delante del enésimo caso de cantautora dulce con guitarra, nada más lejos de la realidad: a Creatures lo rodea una atmósfera nocturna, una suerte de calma tensa que a veces se disipa ligeramente (‘Winter‘, ‘Skin‘) pero que en general marca el tono general gracias a pequeñas maravillas como ‘Guns‘, ‘Planets and Stars‘, ‘Young‘ o ‘Tired‘, piezas que le han ganado que se la compare con las gélidas canciones de Daughter y con la aproximación electrónica de ese Troye Sivan al que tanto admira.

A las puertas de su puesta de largo oficial en directo (esta noche actúa en la sala BeGood de Barcelona, mañana sábado 10 de diciembre en El Sol de Madrid en acústico teloneando a Iseo, y el miércoles 14 de nuevo en Madrid (Sala Berlanga), esta vez con banda), hablamos con Paula Jornet sobre el camino hasta aquí y el brillante futuro que le espera.

¿Cuáles son tus sensaciones después de que haya salido el disco?
PAVVLA: Estoy un poco en shock por la respuesta, porque no esperaba una acogida tan positiva. Tenía ganas de que saliera, y ahora que ya está fuera ya tengo una carpeta con ideas para el segundo álbum (risas). Nunca había entrado en un estudio para hacer algo propio, y ahora con la experiencia y la lección aprendida quizá cambiaría cosas.

¿Desde cuándo querías hacer un disco?
No recuerdo cuándo no, la verdad. No tanto el hecho de hacer un disco, sino de hacer música. Llevo escribiendo canciones desde los 15 años más o menos, y he ido haciéndolo como si fuera mi diario. Durante un par de años fue algo secreto, y a los 17 lo enseñé a un grupo de amigos, y sus palabras hicieron que me lo planteara de verdad. Y ahora lo he hecho y no me lo creo (risas).

¿Tu carrera de actriz y la de músico ha ido desarrollándose en paralelo?
Sí, yo todo lo veo a la vez. A los 5 años me apuntaron a una escuela de teatro, en la que estuve más de 10 años, y allí me vino la pasión por el escenario. Además, mi padre es músico y productor (Josep Lluís Jornet, alias Pantxulo), y siempre le he admirado mucho. La música siempre ha sido algo que hemos compartido.

¿Tu padre te ha ayudado de alguna forma con el disco?
Él no lo sabe, pero sí, durante años me ha aconsejado en muchos temas. Durante el proceso de grabación no le enseñé demasiadas cosas, pero cuando lo terminamos él fue la primera persona a la que lo enseñé… y cuando terminó no tuvo ninguna objeción, cosa que me alegró mucho (risas).

¿En qué momento decidiste ir a Inglaterra a estudiar música y por qué?
Estuve estudiando en Brighton un año, de mediados de 2015 a mediados de este año. Acabé el Bachillerato aquí, y como no tenía intención de empezar ninguna carrera, quería hacer un curso de un año de música o de composición musical. Aprendí mucho, aunque solo era una como un curso de Bachillerato, supongo que si haces la carrera entera profundizas mucho más en los distintos aspectos. Me sirvió especialmente para el directo: yo nunca había tocado aparte de entre amigos, y empecé a participar en noches de micrófono abierto (open mic).

Eso es enfrentarte casi a lo más difícil, tocar delante de gente que no sabe ni quién eres…
Sí, sí, totalmente. Al principio me daba mucha vergüenza. Te daban una cerveza si tocabas, cosa que ayudaba mucho (risas), pero me sentí cómoda muy rápido. A la gente le gustaba, y fue a raíz de que la gente me empezara a preguntar si podían escuchar mi música en algún sitio que decidí hacerme un Soundcloud…

¿Notabas mucha diferencia con la formación musical de tus compañeros de clase?
Sí, bastante. En el colegio allí, durante la ESO, es habitual que les hagan formar grupos, por lo que la mayoría ya tenían esa experiencia. Y luego los que estén más interesados pues ya estudian la carrera en la universidad.

¿Dirías que el disco está influenciado por esa estancia en Inglaterra?
Sí, de hecho yo siempre he escuchado mucha música británica, por eso me quise ir allí. Menos ‘Winter’, ‘Skin’ y ‘Planets and stars’, todas las canciones las escribí en el piso de Inglaterra. Todas son de historias que pasaron allí, y supongo que musicalmente también hay influencia, claro.

paula-03

¿Y el inglés lo aprendiste allí? Porque se agradece mucho escuchar artistas de aquí cantando con muy buen inglés.
¡No, no! (risas) Siempre ha sido como una tercera lengua para mí, desde pequeña. Lo he escuchado mucho desde siempre, y la estancia allí me sirvió para perfeccionarlo, claro. Pero ya empecé a escribir en inglés a los 15 años, casi nunca he escrito en catalán, no me convence. Si escribo en catalán me salen canciones diferentes porque de aquí escucho cosas de otros géneros.

Otra sorpresa fue al ver tu concierto en el pasado Primavera Club, lo bien que te desenvolvías en el escenario. Supongo que el hecho de ser actriz te ayuda en ese sentido, ¿no?
Sí, aunque en realidad estoy muy nerviosa. En ese concierto estaba como un flan. Cuando actúo en un escenario no soy yo, y eso es lo que me da tranquilidad. Y cuando empecé a tocar, tuve que aprender a trasladarlo: o me montaba un personaje o era yo. Y creo que al final es una mezcla de ambos, no actúo pero tampoco soy exactamente yo.

¿Te costó mucho darle forma a las canciones para que encajaran todas en un disco?
Sí, un poco. No quería hacer un disco de tres singles y luego temas de relleno, sino que todas las canciones fueran importantes. Cuando grabamos con Aleix Iglesias (productor del disco, también parte de Luup Records) no pensamos demasiado en cómo iban a encajar los temas en un mismo disco, pero lo fuimos descubriendo a medida que íbamos avanzando. Por ejemplo, tuvimos dudas sobre si incluir ‘Tired’ en el disco porque no concordaba con el resto: la grabamos de las primeras en una sesión de ocho horas sin parar. Pero al final cuando escuchamos todas las canciones a la vez vimos que todas tenían algo que las unía: no sé exactamente qué, porque por ejemplo ‘Guns’ y ‘Skin’ también son extremos, pero al final todo cuadró.

Creo que si algo une las canciones es que todas tienen un componente nocturno. ¿Tenías este sonido ya en la cabeza antes de grabar el disco?
Sí, yo tenía un sonido claro en la cabeza, en la línea de ‘Planets and Stars’. Ese halo oscuro, de invierno… es lo que me venía a la cabeza, y el sonido de canciones como ‘Guns’ y ’Tired’ era algo que quería hacer pero al mismo tiempo me costaba imaginarme haciéndolo. Hay un artista que se llama Troye Sivan, y cuando estábamos a la mitad de la grabación se lo enseñé a Aleix diciendo que quería sonar como él (risas). Durante el proceso de grabación perdí el miedo a hacer grandes las canciones.

Pero siempre has tenido la tendencia de huir del sonido habitual de cantautora con guitarra, ¿no?
Sí… bueno, al principio sí que eran así las canciones que hacía. Ahora no es consciente, pero me gusta. En ningún momento pienso que no debería ir hacia algún lado, sino que es solo lo que escribo.

No me parece el tipo de disco que gustaría al fan medio de La Riera, por ejemplo…
No, ya, eso no. Y nos ha costado que esto no sea visto como “Ariadna de La Riera hace un disco”. Era algo que queríamos evitar a toda costa. Aunque es cierto que gracias a La Riera me puedo dedicar a la música, pude irme a Inglaterra, grabar el disco…

¿Te ves escogiendo entre ser actriz o cantante?
No, para nada. Son las dos únicas cosas que sé hacer, pero no me puedo permitir dejar ninguna de las dos. Además lo veo muy unido, el hecho de escribir, de interpretar en el escenario… Cuando estoy actuando como PAVVLA, me gusta interpretar las canciones. Quizá no se ve, pero no sé cantar sin creerme lo que estoy diciendo.

Después de tu experiencia en Inglaterra, ¿cómo ves el hecho de cantar en inglés aquí?
(Ríe) Creo que hay una nueva hornada de artistas que están cantando en inglés aquí ahora, cosa que me gusta. Pero hay gente que me ha hecho sentir mal por el hecho de cantar en inglés. ¿Estoy obligada a cantar en mi lengua? ¡No lo sé! Yo misma me lo pregunto. No por cantar en inglés estoy diciendo que la música en catalán no me guste; al contrario. Y no descarto hacer algo en catalán alguna vez… si lo escribo y me gusta, lo publicaré. Soy fan de grupos como Sigur Rós, que tienen disco con canciones en islandés, otras en inglés, y otras hasta en un idioma inventado.

¿Qué piensas cuando escuchas el disco ahora? ¿Ves tu año en Inglaterra, por ejemplo?
No, me he desenganchado de las canciones. Siempre me pasa. Cuando las escribo soy yo y son muy íntimas, pero cuando llegué al estudio y lo escuché por los altavoces, ya no era yo. Ahora las toco y son historias, pero la conexión ya es distinta.

paula-02

Publicidad

Foto. Pablo Luna Chao   Entrevistas
Publicidad