09/12/2016

Nunca volveremos a ser tan jóvenes como esta semana. Y todo esto no volverá a pasar.

Hay motivos de sobra para pensar que esta, y no otra, ha sido La Semana. Con mayúsculas. Y todo pese a dejarnos una desagradable sorpresa relacionada con Stromae, que se ha marcado ‘un Rosberg’. El belga dice que lo deja, al menos en parte. “Quiero escribir y componer, pero más desde la sombra. Se acabó para mí, pero lo haré para otros”, ha dicho en una entrevista a Les Inrockuptibles. Bajo su firma deja un par de discos formidables (ja) que, eso sí, lo hubieran tenido complicado para destacar de haber sido lanzados durante los últimos siete días: durísima competencia.

Run the Jewels alimentan su leyenda

Parece evidente que, en los últimos tiempos, Run the Jewels se ha convertido en una prioridad para Killer Mike y El-P. Lo que nació como un proyecto paralelo, casi como un divertimento, ya va camino de entregar su tercer álbum, que llegará el próximo mes. Un nuevo paso para perfilar un estilo ya perfectamente reconocible que toma forma en ‘Legend Has It‘, su inapelable último single. Una ametralladora, un martillo pilón. Puro (y duro) Run the Jewels.

Amanecer con Tennis

Tennis empiezan a ser víctimas de su propia regularidad. Quizás tendrían que hacer un disco malo un día de estos para que, por puro contraste, trabajos brillantes como Young & Old destacaran como se merecen. No parece que Yours Conditionally, el álbum que el matrimonio lanzará en marzo, vaya a romper esa dulce racha. O eso hace pensar su luminoso single de adelanto, un ‘In the Morning I’ll Be Better‘ con el que vuelven a actualizar con gracia la herencia Motown. Clásico instantáneo.

San Junipero ya suena en Spotify

Mackenzie Davis. Quizás el nombrecito no diga gran cosa a bote pronto, pero está por todos lados desde hace un par de meses. Es la pelirroja de moda, con el permiso de Amy Adams, por culpa del que quizás sea el capítulo estrella de la tercera temporada de Black Mirror, el ya célebre San Junipero. Un episodio bastante rupturista dentro de la célebre serie protagonizado por Davis, Gugu Mbatha-Raw y una magnífica banda sonora ideada por Clint Mansell, ya disponible en Spotify desde esta semana. Una orgía de sintetizadores que mantiene casi toda su fuerza incluso sin acompañamiento visual.

Rhye canta para Bonobo

Mucho se había fantaseado sobre qué pinta tendría la colaboración entre Bonobo y Mike Milosh, vocalista de Rhye, incluida en el próximo disco del primero y tremendamente ilusionante sobre el papel. Una vez desvelada, las expectativas se ven cumplidas: ‘Break Apart‘, estrenada hace tres días, es una joyita de electrónica emocional y algodonosa que suena precisamente a lo que uno imagina que debe sonar un encuentro en la cumbre entre Bonobo y Rhye. Para cosas realmente importantes como solicitar un álbum conjunto al completo firmado por estos dos es para lo que nació change.org, ¿no?

Museless, on fire

La nueva canción de la barcelonesa Museless cuenta, posiblemente, con los cinco minutos mejor aprovechados de la semana. En ‘Frozen Heart‘, nuevo anticipo de un inminente álbum de debut que promete, pasan infinidad de cosas. Estupendas todas. Su desnudo inicio despista: pronto comienzan a superponerse capas y capas electrónicas que desembocan en un final apoteósico.

La canción de la semana

Uno se siente terriblemente viejo al comprobar que, efectivamente, Willow Smith, hija de Will y hermana de Jaden, nació en el 2000. Casi parece mentira que alguien naciera pasados los 90s. Más mentira parece que 16 añitos den para firmar (y producir) algo tan brillante como ‘Cave Wall‘, momento estrella de su nuevo EP, Mellifluous. Una voz sorprendentemente madura, un riff de guitarra lo-fi y una petición (“I wanna know I have your respect, I wanna know I have undivided attention”) para una pequeña gran canción.

Publicidad
Publicidad