24/11/2016

"Lo que sigue es todavía un lienzo en blanco. Pero un lienzo en blanco en el buen sentido: ¡Tengo toda la pintura!", ha señalado al respecto Kevin Parker.

El próximo mes de febrero, aproximadamente año y medio después de haber publicado Currents, su tercer álbum, los australianos Tame Impala darán un último concierto antes de tomarse 2017 como año sabático. Así lo ha anunciado Kevin Parker en una entrevista para el medio neozelandés Paperboy Magazine. La banda, que ha girado por todo el mundo incluyendo parada en el Bilbao BBK Live y en el Primavera Sound, actuará por última vez hasta nuevo aviso en el Laneway Festival, que se celebrará entre el 21 de enero y el 5 de febrero en cuatro ciudades australianas (Adelaida, Brisbane, Fremantle, Melbourne y Sydney), Auckland (capital de Nueva Zelanda) y Singapur. “Me alegro de que [el final de la gira] sea en Laneway. Habrá lágrimas y aplausos, y las emociones serán fuertes. Creo que será bastante raro, pero no sin un sentido de logro”, ha señalado el australiano.

La noticia no es preocupante ya que al parecer el parón solo afectará a la actividad de la banda durante el año 2017: un parón, por otra parte, lógico si tenemos en cuenta la larga cuerda que les ha dado su alabado tercer trabajo. No obstante, esto tampoco significa que Parker o el resto de integrantes de Tame Impala vayan a mantenerse en silencio. El propio frontman asegura, sin querer entrar en detalles, que tras su aparición en el último disco de Lady Gaga vendrán más colaboraciones. O dicho de otra manera: “Lo que sigue es todavía un lienzo en blanco. Pero un lienzo en blanco en el buen sentido: ¡Tengo toda la pintura!”. Da un poco de vértigo pensarlo así, pero… hasta 2018, Tame Impala.

Publicidad

Foto. Pablo Luna Chao   Noticias
Publicidad