19/11/2016

La cantante norteamericana de soul muere a los 60 años tras una dura batalla contra la maldita enfermedad.

El cáncer ha podido con el soul. Esta noche, madrugada europea, Sharon Jones ha fallecido a la edad de 60 años. El culpable ha sido el cáncer de páncreas contra el que luchaba desde 2013, y que volvió con más virulencia hace justo un año tras haberse sometido la artista a cirugía y haber remitido en primera instancia. Nos consuela saber que se ha marchado acompañada hasta el último momento de sus seres queridos, incluyendo a los Dap-Kings, la banda con la que ha transitado en la música durante los últimos 20 años. Nacida en Carolina del Sur en 1956, la cantante encontró la fama al conocer en 1996 a Gabriel Roth, bajista de la banda Dap-Kings y cofundador del sello Daptone Records –donde hoy milita, entre otros, Charles Bradley–, casa donde Jones ha funcionado desde entonces como su principal estrella, y donde ha publicado más de media docena de álbumes, el penúltimo de los cuales se ganó la nominación a mejor disco de R&B en los Grammy de 2014.

Con ella se va una de esas voces que parecían de otra época: como procedente de la edad de oro del soul norteamericano. Un regalo del pasado que ha logrado poner una de las primeras piedras para el renacimiento de un género que hoy revive en la piel de artistas como el propio Bradley, Michael Kiwanuka, Nick Waterhouse, Alabama Shakes o Leon Bridges.  Este último, declarado admirador de Jones, ha sido uno de los muchísimos artistas que han reaccionado durante la madrugada a la muerte de la cantante: St. Vincent, Mark Ronson, Lower Dens, Okervil River o BadBadNotGood han mostrado su tristeza y su agradecimiento a través de sus redes sociales. Os dejamos algunas muestras de ello, y desde aquí nos sumamos a la despedida. Descanse en paz.

Publicidad
Publicidad