11/11/2016

No volveremos a ser tan jóvenes como esta semana. Y todo esto no volverá a pasar.

Hay motivos para pensar que esta, y no otra, ha sido La Semana. Con mayúsculas. A pesar de la enésima demostración de boba intrepidez del ser humano, siempre dispuesto a poner a prueba sus propios límites. Como ese niño al que ya se le ha advertido un millón de veces que tocar ese enchufe puede ser peligroso y, sin embargo, lo hace, Estados Unidos ha desoído todas las recomendaciones antes de pasar por las urnas esta semana. El resultado ya es historia. Las quejas en plena resaca electoral de Flying Lotus, Neon Indian, Moby (“America, what the fuck is wrong with you?”) o Lykke Li, también. Semana grande, pese a todo.

Lorde 2.0

Posiblemente, el punto fuerte de Lorde, el que ha obligado a tomarla en serio desde el principio pese a ser una niña, sea su fina pluma. Con la que firma gemas pop como las que componen el ya lejano Pure Heroine o cartas abiertas a sus fans como la que ha publicado esta semana en su perfil de Facebook a propósito de su vigésimo cumpleaños. Unas cuantas líneas en las que se despide de su etapa adolescente, personificada en el estupendo Pure Heroine, y se prepara para la vida adulta. Acerca de esa transición universal que la neozelandesa está pasando a ojos de todo el mundo hablará un segundo disco con las expectativas disparadas. Tiene “las mejores letras que he escrito nunca”, ha dicho la propia Lorde. 2017 proveerá.

Contra el miedo, Run the Jewels

Entre las consecuencias positivas de la victoria de Trump, si es que las hay, está la inmediata respuesta de Run The Jewels: ‘2100‘, canción grabada hace meses que ahora, por esta pirueta de la actualidad, cobra una nueva vida. “Para todo el mundo que se siente herido o asustado a día de hoy. No teníamos planeado lanzarla todavía, pero… bueno, se siente así ahora mismo”, han dicho Killer Mike y El-P sobre esta colaboración con BOOTS. Un himno para tiempos difíciles, una tormenta bajo la que protegerse.

Dos canciones en una para la vuelta de Childish Gambino

Se lee por ahí que Childish Gambino (cada día más popular gracias a Atlanta, serie creada y protagonizada por él mismo) ha estrenado nueva canción esta semana, pero eso es mayormente falso: ha estrenado dos por el precio de una. ‘Me and Your Mama‘ es el bipolar primer adelanto del que será su tercer álbum, a la venta el próximo 2 de diciembre, exactamente tres años después del lanzamiento del infravalorado Because the Internet. Seis minutazos entre el funk, el góspel y el rock psicodélico que tan pronto te mecen como te zarandean.

Fe en The xx

De acuerdo, con ‘On Hold‘ quizás no se haya repetido exactamente el flechazo de ‘Crystalised‘ y ‘Angels‘, singles de presentación de sus dos primeros trabajos, pero hay que creer en The xx. En ellos y en lo que apunta a ligero cambio en su discurso musical. El que quizás sea el tema más colorido de su carrera (sampleo de Hall & Oates incluido) no parece ser tanto la continuación de Coexist como de In Colour, el genial debut en solitario de un Jamie xx que gana más peso con cada paso que da el grupo. Los próximos nos llevarán hasta 13 de enero y el ansiado I See You, posiblemente el primer gran álbum de 2017. Tengamos fe.

Solange toma el plató de SNL

Solange reivindica esta semana ese concepto ya casi anacrónico que son las actuaciones en televisión. A la texana, que sigue promocionando el enorme A Seat in the Table, casi se le quedó pequeño el plató de Saturday Night Live hace unos días. Literalmente: ella y sus diez músicos, con Sampha a la cabeza, tuvieron que apretujarse en el escenario para presentar un par de temas. Especialmente cuando llegó el turno de una ‘Don’t Touch My Hair‘ que viene con coreografía incorporada. Si ningún promotor o festival consigue que pronto veamos esto por aquí, habrá que dar la razón a los que aseguran que el mundo se va a la mierda.

La canción de la semana

No es una original, sino una versión. O, por utilizar el término elegido por su autor, un rework. Rostam Batmanglij, ex-miembro de Vampire Weekend, recluta a Charli XCX para dar su particular visión de ‘Deadstream‘, single de Jim-E-Stack que merece cualquier reivindicación que reciba. Esta es de las mejores: un dueto de pop futurista que siempre parece a punto de explotar y nunca lo hace. Mejor así.

Publicidad
Publicidad