09/09/2016

No volveremos a ser tan jóvenes como esta semana. Y todo esto no volverá a pasar.

Hay motivos para pensar que esta, y no otra, ha sido La Semana. Con mayúsculas. Aunque solo sea porque quizás haya visto el nacimiento de un firme candidato a disco del año. Razón de peso. Al anuncio de la defunción de los auriculares del iPhone como los hemos conocido hasta ahora, en cambio, no sabemos si situarlo entre lo bueno o lo malo de los últimos siete días. Es esa una ecuación compleja (hay variables peliagudas como precio, opciones de extravío, tiempo de autonomía, posibilidad de fardar) que, en la práctica, comenzará a resolverse la próxima semana. Pero esa será otra historia.

¿Ha sacado Angel Olsen el disco del año?

¿Y si, por mucho que se empeñen Bon Iver, Warpaint, How to Dress Well, Hamilton Leithauser + Rostam o Chromatics, restan poco más de tres meses de mero trámite antes de que todo el mundo reconozca a My Woman como álbum del año? ¿La suerte ya está echada y todo lo (bueno) que queda por venir? No sería raro. El tercer trabajo de Angel Olsen podría ser coronado en 2016, aunque también en 1960 o 2040. Folk rock atemporal, no caduca ni envejece. Enseña los dientes en su primera mitad y se lamenta en la segunda, con cumbres como ‘Shut Up and Kiss Me‘, ‘Give It Up‘ o esa ‘Sister‘ que crece y crece. Como su autora, que se ha hecho mayor en tres discos. Ahora ya comanda con soltura el nutrido pelotón de chicas-tristes-con-guitarra (Sharon Van Etten, Torres, Waxahatchee, Anna Calvi).

‘Stranger Things’ sonará en vinilo

La banda sonora de Stranger Things, convertida en icónica en tiempo récord, continúa adquiriendo vida propia más allá de la serie a la que acompaña, casi como ya ocurriera hace un lustro (¿en serio?) con la ideada para Drive. Aquí quizás no haya un himno tamaño ‘Nightcall‘ o ‘A Real Hero‘, pero el dúo S U R V I V E (Kyle Dixon y Michael Stein, ya presentes en la banda sonora de The Guest, otro hit) ha ideado un universo propio, a pesar de plagios referencias evidentes, que a partir del próximo 28 de octubre podrá escucharse también en vinilo. La experiencia nostálgica, al completo. Doble LP, portada desplegable, varios colores disponibles. Material cotizado para fotos de instagram.

La más grande ahora es Sia

Son historias que da cierto gustito escuchar. Como la de la Cenicienta, como la del Leicester. O como la de Sia, que, tras años escondida en los créditos de canciones de Rihanna o Beyoncé, ha terminado dándole la vuelta a la tortilla. Aunque sea siete (!) discos después. Ahora, la australiana, estrella atípica, es la parte fuerte dentro de un titular con feat. Y los demás, caso de Sean Paul en la nueva versión de ‘Cheap Thrills‘ estrenada hace meses, simples agregados. También lo es el bueno de Kendrick Lamar en ‘The Greatest‘, nuevo single marca de la casa, casi un estribillo en sí mismo. Épica contenida, puente a medida para ella (“don’t give up, I won’t give up”), trasfondo reivindicativo (es un homenaje a las víctimas del atentado de Orlando) y vídeo chulo con la bailarina de ‘Chandelier‘ invitada de nuevo.

El documental de Oasis va a molar

Si la presencia de Asif Kapadia (director de Senna y Amy, dos biopics brillantes) como productor ejecutivo ya auguraba cosas buenas, ahora el trailer las confirma. Quizás llegue demasiado pronto, quizás en pocos años toque lanzar una edición con contenido extra que incluya una gira de reunión que está cantada, pero Supersonic, el documental que cuenta el ascenso a la fama de los Gallagher, pinta definitivamente bien. Más allá de gustos. El 2 de octubre, con un presumible equilibrio entre morriña y amarillismo, llegará a los cines… de Reino Unido.

Primavera Club 2016: más “pequeño”, más grande

Apoyado por la envidiable bonanza de su hermano mayor, el Primavera Club sigue radicalizando su propuesta, cada vez más cercana a sus orígenes. Ya no es que en el cartel de su nueva edición no haya rastro de los Fleet Foxes, Swans o St. Vincent de turno, sino que apenas hay hypes tan sonados como los de Jungle, Shura, Fear of Men o Empress Of, presentes en los dos años anteriores. Mucho por descubrir en una programación en la que no hay headliners. Si acaso, Minor Victories, debutantes que en realidad no lo son, Yumi Zouma, Porches, los deliciosos Whitney o Maria Usbeck, quizás la Empress Of de 2016. Y ahí está la gracia del asunto: el espectador acepta el reto (tiene deberes antes, durante y después) precisamente porque sabe que terminará obteniendo recompensa. Cartel completo y playlist de Spotify aquí.

La canción de la semana

Podría haber sido de Pional o Sylvan Esso y no habría quejas, pero es de Sampha. Un tipo siempre presto para colaborar con otros (SBTRKT, Drake, Jessie Ware, Katy B, Frank Ocean) que lleva amagando con lanzar su debut desde no sé sabe cuándo. La espera podría pasarle factura si no fuera por canciones como esta ‘Blood on Me‘, posiblemente la más acelerada de su carrera hasta ahora. Pero que nadie espere combustible para el sábado noche: el tema es pura angustia. “Juro que huelen la sangre en mí, les oigo venir a por mí”, clama Sampha. Al que también se le escucha acercarse, por fin, es a Process, el primer álbum del londinense: Young Turks lo editará “pronto”.

Publicidad
Publicidad