24/08/2016

Un repaso a las obras olvidadas y casi imposibles de encontrar del artista antes de convertirse en Bon Iver.

En poco más de un mes, Bon Iver publicará 22, A Million, su tercer álbum de estudio. Un disco esperadísimo que pondrá fin a 5 años de espera e incertidumbre, en los que incluso llegamos a pensar que este día no llegaría. Por suerte Justin Vernon ha vuelto a inspirarse y volverá a firmar un disco bajo ese nombre artístico que nació en 2007, cuando salió de esa cabaña de Wisconsin con un disco, For Emma, Forever Ago, que ya es historia. Allí nació el Bon Iver que ahora todos conocemos, y luego Vernon ha emprendido proyectos paralelos como Volcano Choir o The Shouting Matches, pero también hubo un Vernon anterior a eso, que publicó discos de los que prácticamente nadie se acuerda ahora. Discos que apenas vieron la luz en formato físico, que no se pueden encontrar de forma legal en ninguna parte, y que gracias a la red de redes podemos (re)descubrir.

La primera aventura musical como tal de Justin Vernon fue Mount Vernon, su banda de instituto a finales de los 90 (hace poco apareció una grabación de uno de sus conciertos), que más tarde desembocó en DeYarmond Edison, junto a Brad y Phil Cook, que después formarían Megafaun. Con ambas bandas publicó algunos discos, pero si tenemos que poner una fecha al inicio de la carrera en solitario de Vernon sería 2001, cuando con solo 20 años publicaba Home Is, un álbum de 12 canciones firmado como JD Vernon. Con un sonido country-folk totalmente clásico (armónica incluida) con ecos de blues, ya hay destellos de lo que sería Bon Iver después en temas como ‘When It Rains Down Here‘ aunque también hay desvaríos en forma de rap en la penúltima ‘Morning (am)‘. Y atención: cuenta con la colaboración de su novia de entonces en el tema ‘Leave It Alone‘. ¿El nombre de la chica? Sara Emma Jensen. ¿La Emma de For Emma, Forever Ago? Sí, aunque Vernon ha explicado después que ese disco trata más de su lucha personal que de la ruptura con su pareja años antes.

JD Vernon – Home Is (2001)

1. 0:00 Feels Like Home
2.6:27 Feel The Light
3. 11:54 Leave It Alone
4. 16:12 Breathe
5. 20:58 We Can Look Up
6. 28:19 Train Yard Blues (Live)
7. 32:03 Jefferson Street
8. 35:57 When It Rains Down Here
9. 45:21 May 27th, 1999 (5:23 a.m.)
10. 51:54 Lullabye Of The Three Dancers
11. 56:40 Morning (a.m.) 56:40
12. 1:04:30 Home Is

Cuatro años tendrían que pasar hasta que Justin Vernon volviera a grabar en solitario, esta vez ya bajo su nombre completo, para firmar una suerte de maqueta larga de sonido muy destartalado llamada Self-Record. Aquí se despoja de la pátina country en su mayor parte y empieza a usar el piano para piezas como la maravillosa ‘Pier 39‘, se anima a versionar un trozo de ‘I’m On Fire‘ de Bruce Springsteen, y en temas como ‘Above The Code‘ y ‘Sides‘ ya podemos atisbar al Bon Iver de For Emma, Forever Ago, pero el resultado es un compendio de canciones bastante dispersas tanto en sonido como en extensión.

Justin Vernon – Self-Record (2005)

1. 00:00 The Whippgrass
2. 06:19 Pier 39
3. 10:58 O’re the Hills, ‘Neath the Gape
4. 12:05 Drinking This Rain/I’m On Fire (cover Bruce Springsteen)
5. 17:05 Return to You
6. 21:25 Above the Code
7. 25:50 Sweet, Sweet Magdalene
8. 30:00 How Many?
9. 33:33 Right Down There In Your Tributary
10.35:25 April Four
11. 38:33 The Orient and the Gatsby’s Slew of Choices
12. 43:33 Sides
13. 49:00 Ring Out
14. 53:46 Redemption 1 (An Army Man and His Self-Discovery)
15. 57:35 Death, Shake of Me All Unclean
16. 59:50 Nothing Better Than a Journey to You
17. 1:07:05 We Will Never Die

Solo escasos segundos después de darle al play a Hazeltons, el disco inmediatamente anterior a For Emma, Forever Ago, algo suena familiar. Y es que el arpegio de guitarra recuerda sobremanera al de ‘Holocene‘, la mágica canción de Bon Iver, Bon Iver, y aunque esta versión prematura de la canción no desprende la misma épica, el juego de voces y la repetición de frases ya nos avisan de que Justin Vernon está a punto de convertirse en Bon Iver. Y se nota a lo largo de las 7 canciones de Hazeltons, ya mucho más pulidas y cercanas como no podía ser de otra forma al debut mundialmente conocido (del que solo le separa un año). Y aunque el grupo de canciones no sea tan homogéneo ni haya la misma catarsis emocional aquí, destellos como el intenso final de ‘Frail Sail‘ o la monumental ‘Liner‘ ya dan muestras de lo que está por llegar. El resto, como suele decirse, es historia.

Justin Vernon – Hazeltons (2006)

1. 0:00 Hazelton
2. 3:02 Frail Sail
3. 7:24 Game Night
4. 11:20 Easy
5. 15:20 Liner
6. 23:54 Song For a Lover of Long Ago
7. 28:55 Hanna, My Ophelia

Publicidad
Publicidad