27/06/2016

La dos veces ganadora del Mercury Music Prize detuvo su último concierto para leer un poema inglés del siglo XVII con el que simbolizar su tristeza.

Una de las lecturas con las que podemos analizar los motivos del Brexit pone el foco en la desafección de las clases trabajadoras con respecto al proyecto europeo por su sumisión ante –o complicidad con– el neoliberalismo; sensación que también se ha extendido a otros segmentos sociales a la luz de la actuación de la Unión Europea en la gestión de la crisis de los refugiados, por ejemplo, acción que ha demostrado también de algún modo el fracaso de la misma como institución garantía de los derechos humanos y del estado del bienestar. No obstante, está claro que estamos ante un paso atrás en la supuesta línea de progreso del Reino Unido, que el pasado viernes 24 se despertó un poco más distante y aislada en un mundo hiperconectado. De hecho, son muchos los artistas británicos –y no solo– que se han manifestado en contra –antes y después de la votación– de tal paso: desde el ingenioso e ilusionante cartel compartido por el canadiense Dan Snaith, de Caribou, o el reciente vídeo-homenaje a Jo Cox de Portishead, hasta las lamentaciones de pesos pesados de la cultura británica como PJ Harvey, Damon Albarn, Bat For Lashes, Thom Yorke y Nigel Godrich, The xx, Stuart Braithwaite, de Mogwai (con el componente escocés extra) o, por separado obviamente, los hermanos Gallagher.

El caso más destacado seguramente es el PJ Harvey, cuya actuación en el Primavera Sound todavía resuena en nuestra memoria, porque la dos veces ganadora del Mercury Music Prize detuvo su concierto de anoche en el Down the Rabbit Hole Festival para recitar el famoso poema de John Donne titulado ‘No Men Is an Island’, con el que quiso simbolizar su contrariedad y decepción por la decisión tomada por sus compatriotas. Os dejamos el extracto del vídeo correspondiente a continuación, seguido de los muchísimos tweets de los demás artistas también anteriormente mencionados.

Por otra parte, Thom Yorke y Nigel Godrich directamente han pasado al contraataque. Al poco de que se supiera el resultado del referéndum, un ciudadano particular llamado William Oliver Healey lanzó una petición de repetición de consulta a través de la página oficial del Parlamento británico –cuyas normas obligan a debatir la propuesta si ésta alcanza en 6 meses las 100.000 firmas– que, a día de hoy, ya supera los 3 millones de adscritos. Los dos integrantes de Radiohead no tardaron en sumarse a la solicitud compartiendo desde sus respectivas cuentas de twitter la página oficial donde apuntarse, con la lógica difusión que ello conlleva. La propuesta, dicho sea de paso, contempla que se repita la consulta en condiciones algo diferentes, esto es: que para hacer efectivo el abandono de la Unión sea necesario un 60% de los votos a favor y una participación no inferior al 75%. La democracia, desde luego, no es moco de pavo.

Una foto publicada por Romy (@romythexx) el

So disappointed… Such strange and anxious times. #buildbridgesnotwalls #nomanisanisland Una foto publicada por Bat For Lashes (@batforlashes) el

Black Day.

Una foto publicada por Noel Gallagher (@themightyi) el

Publicidad
Publicidad