31/05/2016

El músico luchaba contra un tipo de cáncer raro desde el año pasado.

Thomas Fekete, conocido principalmente por ser miembro y guitarrista de la banda norteamericana Surfer Blood, falleció durante la noche de ayer a causa de una complicación en el cáncer de tipología rara que le fue diagnosticado el año pasado. “Con un último suspiro, se liberó de la carga de dolor y sufrimiento que ha soportado valientemente durante tanto tiempo. Estoy llena de consuelo sabiendo que ahora es libre, y espero reunirme algún día de nuevo con él“, ha anunciado su mujer a través del portal GoFundMe, desde donde impulsaba un crowdfunding para costear un avanzado tratamiento médico para combatir la enfermedad.

El artista era uno de los cuatro miembros fundadores de Surfer Blood, banda que conocimos con ‘Swim’, una de nuestras canciones favoritas de 2010, y que también nos convenció en ‘Floating Vibes’, regalándonos hasta hoy los discos Astro Coast (2010), Pythons (2013) –donde se incluye el hit ‘Say Yes to Me’– y 1000 Palms (2015), así como el EP Tarot Classics (2011). Además, el pasado mes de diciembre Fekete publicó en formato casete un trabajo en solitario, Burner, grabado en su habitación mientras se recuperaba de las cirugías y la quimioterapia, y utilizado posteriormente para recaudar fondos para el tratamiento. Innegablemente, fue un luchador de los pies a la cabeza, y se dedicó a la música en mente y alma hasta el último momento. Escuchen ‘Treason’, uno de los tracks que contenía ese último trabajo.

Publicidad
Publicidad