15/05/2016

Participarán en un evento parecido al 'Som Refugi' que se organizó aquí, donde solo hemos recibido a 18 migrantes. Canadá ya ha acogido a 27.000.

El próximo 3 de junio The National participarán en un evento musical promovido en Hamilton, Ontario (Canadá) para ayudar al millar de refugiados sirios que se han instalado allí en los últimos meses. Un festival de un día, que responde al nombre de Welcome To Hamilton, cuyos beneficios irán íntegramente destinados a la creación de actividades y programas musicales, artísticos y recreativos que ayuden a la inserción de los refugiados en la comunidad local. También participará Kevin Drew, de Broken Social Scene, los también ontarinos Hayden, Max Kerman, de Arkells, y varios artistas más. Pero dado el ingente número de seguidores que The National han cultivado en el mundo entero durante los últimos cinco o seis años, no cabe duda de que se trata del mayor aliciente y, por tanto, de la mayor fuente de ingresos del evento. En consecuencia, hay que agradecer a la banda de Cincinnati su implicación en uno de los temas más preocupantes y vergonzosos de la actualidad.

Ahora bien, saliéndonos momentáneamente de nuestro tiesto, convendría no solo agradecer a Canadá su implicación en este tema, sino también tomar nota sobre cómo un gobierno debe actuar en una situación de emergencia humanitaria como esta. Hamilton, Ontario, es una ciudad de medio millón de habitantes cercana a Toronto, que a fecha del 26 de abril había acogido ya a un total de 982 refugiados sirios. El 13 de diciembre aterrizaron los primeros migrantes en tierras canadienses, y desde entonces, en menos de seis meses, han llegado otros 27.000. El ahora primer ministro Justin Trudeau prometió en la campaña electoral del año pasado –elecciones en octubre– que si ganaba aprobaría un ambicioso plan de acogida que, finalmente, ha superado las mejores expectativas (25.000). Convirtiendo a Canadá en el país más alejado del conflicto sirio que más personas ha acogido.

¿Y mientras tanto qué pasa en Europa? En diciembre la Unión Europea se comprometió a acoger a 160.000 personas desplazadas de la guerra de Siria en los siguientes dos años, pero transcurridos los primeros seis meses el resultado ha sido mucho más que decepcionante. Según señala ACNUR, citando el informe de la Comisión Europea del pasado mes de abril, tan solo se han reasentado a 1.145 personas de las 160.000 (el 0,8%) estipuladas en el acuerdo, siendo Francia el país que más personas ha acogido (379), y España uno de los de la cola (solo 18 de los casi 15.000 a los que se había comprometido). Aquí, donde también se promovió un día de conciertos –Som Refugi– a beneficio del socorro a los refugiados sirios, hay de momento dos planes sobre la mesa: uno gubernamental, conocido como Plan Piloto de Atención, que realiza un estudio de los perfiles de las personas solicitantes desde los campos de refugiados de Grecia e Italia; y el proyecto Red de Ciudades Refugio, una iniciativa de los alcaldes de varias ciudades (entre ellas Madrid y Barcelona), que han empezado a acondicionar albergues y edificios municipales para la llegada de familias refugiadas.

En definitiva, y aunque nos suene ya a tópico, la gente de este país es mucho más solidaria de lo que demuestran sus representantes políticos de mayor jerarquía.

hamilton_2

 

Publicidad

Foto. Pablo Luna Chao   Noticias
Publicidad