26/01/2016

El grupo de Aaron Maine lleva un paso más allá su 'pop deprimente' en su tercer disco, a punto de publicarse.

Aaron Maine aka Porches no es nuevo en esto de la música, pero desde su reciente fichaje en Domino parece dispuesto a expandir notablemente el alcance de sus canciones bummer pop (que vendría a ser algo así como “pop de bajón”, como las autodefine él mismo). Mucho ha cambiado la ornamentación de sus temas desde que, tras varios intentos de bandas –Aaron Maine and the Reilly Brothers o Space Ghost Cowboy– y la publicación de algunos EPs, en 2011 lanzara el álbum Scrap and Love Songs Revisited, una obra cruda y de ambientación acústica que sólo se puede escuchar en Bandcamp y que ya anticipaba su interés por la creación de deprimentes atmósferas lo-fi. En su disco Slow Dance in the Cosmos (2013), más ambiguo en cuanto a géneros –sus canciones se mueven entre el rock alternativo, el folk experimental, el synth-pop y la psicodelia sin caer en una disonante indefinición–, Maine empieza a incorporar pulidos sintetizadores a unas brillantes melodías que sobre todo se apoyan en su sugestivo timbre de voz y una evocadora habilidad como letrista.

Su compañera sentimental Greta Kline, que muchos conocerán por su nombre artístico y exquisito proyecto paralelo Frankie Cosmos, es la bajista y segunda voz de la formación, a la vez que el líder de Porches toca la batería en la banda de su chica. El resto del engranaje lo hacen posible los músicos Cameron Wisch (batería), Kevin Farrant (guitarra) y Seiya Jewell (teclados). Su flamante nuevo álbum, que ya está terminado y verá la luz el próximo 5 de febrero, es una de las claras apuestas del sello Domino para este 2016 junto a Alex G y Your Friend, con quienes Porches compartirán una gira esta primavera que por ahora sólo incluye fechas en América del Norte. Aquí de momento nos quedaremos con las ganas, pero esperamos que con la publicación del LP den el salto a Europa más pronto que tarde.

El disco venidero, que llevará por nombre Pool, ha sido grabado en el apartamento que Maine y Kline comparten en Manhattan y posteriormente mezclado en Los Ángeles por Chris Coady (Beach House, Grizzly Bear, Tobias Jesso Jr), y hasta hoy hemos podido conocer los singles ‘Hour’ y ‘Be Apart’, el último de los cuales bien ha merecido un Best New Music en el portal Pitchfork. Ambas muestras, más hipnóticas que nunca, ponen de manifiesto un alejamiento de su sonido más orgánico y una nueva dirección predominantemente electrónica, con letras abstractas y emotivas que aliviarán cualquier domingo de resaca. La voz genuina y llena de matices de Aaron se amolda a la perfección a la contundente percusión casi robótica de sus nuevas composiciones, constatando que el cantautor neoyorkino ha dado en el clavo con esta nueva fórmula y anticipando sensaciones de lo más positivas respecto a su inminente lanzamiento.

Pool

01 Underwater
02 Braid
03 Be Apart
04 Mood
05 Hour
06 Even the Shadow
07 Pool
08 Glow
09 Car
10 Shaver
11 Shape
12 Security

pool

Publicidad
Publicidad