25/01/2016

El Duque Blanco dejó preparados varios lanzamientos que verán la luz a lo largo de los próximos años.

La magia del Duque Blanco trasciende su muerte. Como si la historia recogida en sus 25 álbumes de estudio no fuera suficiente, como si el haber marcado el camino por el que transcurría la música de las últimas décadas del pasado siglo no hubiera bastado, como si despedirse con un disco como Blackstar no fuera nada, David Bowie preparó antes de su fallecimiento una serie de recopilatorios y canciones que empezarán a ver la luz el año que viene. No así una autobiografía como se había rumoreado (hay un supuesto libro acordado con la editorial Penguin que nunca llegó a terminar), según explica Newsweek.

Justo antes de perder la batalla contra el cáncer, de hecho, preparaba un nuevo trabajo del que ya tenía grabadas cinco demos. Por ahora aún se desconoce la forma en la que aparecerá este legado póstumo, las obras que contendrá y cuál será exactamente su contenido, aunque se baraja también que puedan aparecer objetos a modo de fetiche para sus millones de seguidores ya que Bowie mantenía un archivo propio extraordinario (lo que dio pie a la exposición que le dedicó el Victoria and Albert Museum de Londres en 2013). Aunque la exposición de posesiones de Bowie y los textos alrededor de su biografía abundaron durante su vida, es posible que el ajuar contenido en su epitafio pueda sea causa de un nuevo terremoto alrededor de su figura.

En cualquier caso, el genio no ha necesitado abandonar este mundo para elevar su figura a la categoría de mito. Lo fue en vida y ahora está corroborando que la visión del extraterrestre superaba los límites de la condición humana. Tenemos Bowie para rato.

Publicidad

Foto. Jimmy King   Noticias
Publicidad