27/01/2015

Los de Ben Gibbard desvelan una espectacular 'Black Sun', que hace honor al "punto de inflexión" del que habían hablado.

La última noticia que tuvimos de Death Cab For Cutie, que tampoco fue hace tanto, nos daba algunas pistas de su nuevo disco, el octavo de su trayectoria: se llamará Kintsugi, saldrá el 31 de marzo, y el grupo lo presentará ya convertido en trío tras la marcha de Chris Walla. Pero, por encima de todo, nos dejó a Ben Gibbard, líder de la banda, hablando de “punto de inflexión” y pidiendo una nueva oportunidad tras el fallido Codes And Keys. Pues bien, hoy Death Cab For Cutie han desvelado el primer adelanto de su nuevo trabajo, y la formación suena ciertamente reinventada. Es ‘Black Sun‘ un corte de casi cinco minutos –algo que de entrada ya sorprende–, con una guitarra que recuerda a las canciones más lúgubres de su trayectoria, pero un acompañamiento instrumental que sitúa al grupo de Seattle en un nuevo nivel de madurez. No es que nunca hubieran sonado especialmente inmaduros, al menos desde hace años, pero sí que había siempre un cierto trasfondo empalagoso en sus canciones que aquí ha desaparecido por completo. Sintetizadores, distorsiones impensables anteriormente y un Gibbard que suena más seguro de sí mismo que nunca rubrican un tema que, al menos a nosotros, nos ha convencido sobradamente. Y que anticipa un disco que puede devolver a Death Cab For Cutie al olimpo, lugar del que nunca deberían haberse ido.

Por si fuera poco, el grupo ha anunciado hoy una gira de presentación del álbum, durante los meses de abril y mayo de este año, en la que estarán acompañados por nuestros queridos The Antlers. Lo que daríamos porque llegara por estos lares…

Publicidad
Publicidad