14/08/2014

Una de cal y otra arena para los de Ben Gibbard.

Llevábamos mucho tiempo sin novedades suculentas de Death Cab For Cutie, especialmente si tenemos en cuenta que su último disco (Codes And Keys, de 2011) no fue nada del otro mundo, y que la aventura en solitario de Ben Gibbard (cantante y líder) acabó siendo meramente anecdótica. Y resulta que cuando los de Seattle se deciden a alegrarnos el día con el anuncio oficial de su octavo álbum de estudio, también nos lo amargan confirmando la marcha del guitarrista Chris Walla del grupo. Por partes: que el octavo disco del grupo estaba en camino lo sabíamos desde octubre del año pasado, cuando empezaron a grabarlo, y no ha sido hasta ahora, casi un año después, cuando lo han terminado finalmente. Por ahora no hay fecha de lanzamiento confirmada, pero suponemos que llegará antes de que termine este año (o, como mucho, a principios del próximo).

Respecto a Chris Walla, no sabemos los motivos que le han llevado a anunciar que abandona el grupo. Simplemente se ha limitado a decir que echará de menos ser un cuarto de este grupo, y que apoyará “cualquier camino que Death Cab For Cutie escojan a partir de ahora“. Sin duda una noticia sorprendente, ya que Walla era claramente algo más que un cuarto del grupo, pues ejercía de contrapunto de Gibbard a nivel compositivo, y no nos extrañaría que la grabación de este octavo disco tenga algo que ver con esta espantada tras 17 años en el grupo. Pero todavía es pronto para hacer conjeturas, y lo mismo sucede con el futuro de Walla, que recordamos que ya publicó su primer disco en solitario, Field Manual, en 2008. Su último concierto con Death Cab For Cutie será a mediados de septiembre en el Rifflandia Festival de Estados Unidos, y sin duda marcará un antes y un después en la historia de uno de nuestros grupos de cabecera.

Publicidad
Publicidad