19/05/2014

Nuevo videoclip de la británica... con polémica, claro.

Tras un periodo en el que había estado tranquilita, M.I.A. ha vuelto a hacer de las suyas. La semana pasada publicó sin avisar su remix del tema ‘***Flawless‘ de Beyoncé, renombrándolo como ‘Baddygirl 2‘ porque, dijo, llevaba meses esperando respuesta del cuartel general de la mujer de Jay-Z, y como se cansó de esperar subió su remezcla a la red. Y allí sigue. Hoy ha hecho algo similar, aunque esta vez con algo propio: su videoclip para ‘Double Bubble Trouble‘, uno de los temas de Matangi, su último disco. Y decimos su videoclip porque lo ha dirigido ella misma, y se trata de la primera vez que se pone detrás de las cámaras (bueno, dice que también lo hizo hace años para una canción de Elastica, pero que el presupuesto en aquella ocasión fueron 100 libras). En este caso, al parecer, también lo ha colgado ella misma directamente, argumentando que su propia discográfica, Universal Music Group, lo tenía desde hacía cuatro días y todavía no lo habían hecho… y durante las primeras horas ha estado en efecto bloqueado en todo el mundo por el sello. Pero cuando parecía que tendríamos otra calurosa discusión protagonizada por la británica y el establishment musical, el bloqueo ha sido levantado y ya podemos todos ver el clip de ‘Double Bubble Trouble‘. Un vídeo que, por cierto, quizá no podría haber hecho con 100 libras pero no creemos que haya costado mucho más, ya que la mitad de imágenes parecen grabadas con el móvil y en general no hay demasiada historia que explicar. Eso sí, tenemos multitud de humo, twerking y armas impresas con impresoras 3D. Será polémica, impulsiva y a veces exagerada, pero nadie puede negar que M.I.A. es de las pocas artistas que realmente hacen las cosas a su manera, le pese a quien le pese.

M.I.A. actuará este verano en el FIB 2014, y aprovechamos la ocasión para añadir también un vídeo de su reciente interpretación en directo de ‘Double Bubble Trouble‘ en el programa Late Night With Seth Meyers, en el que ya llegó acompañada por un escenario y bailarines muy de la esética del videoclip final.

Publicidad
Publicidad