26/02/2014

Pues eso.

Acojona el titular, ¿eh? Es lo que tienen los grupos grandes con una mínima inquietud musical, que a veces se obsesionan con ciertas cosas y además tienen la posibilidad de trabajar con quienes quieran. Eso parece haber pasado con Coldplay, que ayer publicaron por sorpresa una nueva canción, ‘Midnight‘, que de momento no irá incluida en el nuevo disco del grupo (tampoco anunciado). Pero la sorpresa no fue la acción, sino la canción en sí, en la que Chris Martin canta vía vocoder y el ambiente del todo el tema recuerda inevitablemente a Bon Iver. Esta es probablemente la canción más arriesgada que Coldplay hayan hecho: dura 5 minutos, no tiene una estructura convencional, y es considerablemente oscura y repleta de sintetizadores. Para ser un grupo de masas tiene su mérito, la verdad. Como decíamos, tanto la niebla que desprende la sonoridad de la canción como, especialmente, la melodía de voz recuerdan inevitablemente a Bon Iver, con ese toque inevitable que Martin le da a todas sus composiciones. El resto lo pone, para acabar de rizar el rizo, nadie menos que nuestro querido Jon Hopkins, que en su día ya había teloneado a los de Martin y que seguramente es responsable de gran parte del sonido de ‘Midnight‘ (especialmente su parte final). Con todo, es un tema bastante recomendable por sí solo, y llega acompañado de un vídeo de visión nocturna que le va como anillo al dedo. ¿Qué pensará el bueno de Justin Vernon de todo esto?

Publicidad
Publicidad