12/02/2014

Upside Down Mountain ha sido producido por Johnatan Wilson en Nashville. 'Hundreds of Ways' es su alegre adelanto.

Tiempo ha que nos referíamos a él como uno de los niños mimados de indiespot. Ahora resulta que si uno va al buscador y mete su nombre y su apellido, así entre comillas, “Conor Oberst”, la primera referencia que aparece es de 2009. Lo de Conor parecía ser cosa de la década pasada. La década de las grandes obras de Bright Eyes (no alcanzadas por ese correcto The People’s Key que publicó en los albores de 2011), la década en la que debutó en solitario con aquel álbum homónimo capaz todavía de romper nuestro corazoncito folk (recuerden ‘Lenders In A Temple’). En esta década, Conor no es el músico hiperprolófico que solía. Hace unos años cumplió ese sueño húmedo de muchos y abrió un bar en su ciudad natal, Omaha. Después se casó y echó el freno, o por lo menos metió cuatra. “He estado componiendo canciones desde que tenía 13 putos años, así que he gastado gran parte de mi juventud en giras interminables y saciando una necesidad imperiosa de crear. Pero quizás ya no necesito perseguir todas las ambiciones”, confesaba a Rolling Stone hace un par  de semanas. Su nuevo disco en solitario, grabado en Nashville y producido por Johnatan Wilson, verá la luz el próximo 20 de mayo bajo el título de Upside Down Mountain. Dice el propio Oberst que lo pueblan canciones sobre echar raíces y que destila una clara influencia country. Su primer adelanto, ‘Hundreds of Ways’, es un tema alegre, de cadencia clásica y letra marca de la casa (“maybe no one really seems to be the person that they mean to be, I hope I am forgotten when I die”, dice antes de que entren los vientos). Cuenta la nota que el dúo First Aid Kit le ha metido voces al disco, así que es de suponer que las que visten este tema sean suyas. El single verá la luz en un 7″ el próximo 19 de abril, con motivo del Record Store Day, pero ya pueden escucharlo aquí abajo.

Publicidad
Publicidad