24/10/2012

Ya es más que una tradición. Con el otoño, las castañas, el puente de todos los santos y el vendaval de conciertos (aunque este año […]

Ya es más que una tradición. Con el otoño, las castañas, el puente de todos los santos y el vendaval de conciertos (aunque este año un poco menos) llega también el festival In-Edit Beefeater, el único festival de documentales que puede enorgullecerse de recibir trato de gran festival, con sus solapaciones, colas y movilización más o menos popular durante la semana y pico que dura. Se lo han ganado a pulso, claro está, pero no deja de resultar chocante que un festival de, pues eso, documentales tenga este impacto, esta repercusión, este seguimiento. A estas alturas, a 24 horas de que empiece el festival, ya son varios los pases que han agotado el cupo de entradas online, y la organización ha afirmado esta misma mañana en rueda de prensa que ya llevan vendidas un 30% más de entradas anticipadas que en 2011.

Cifras sin duda impactantes en los tiempos que corren, pero que también se explican porque esta décima edición del In-Edit es algo así como un greatest hits de sus años de historia. Una suerte un auto-homenaje, como el que se dedican en el documental In-Edit- Get What You Want, que se proyectará en el festival y en el que sus protagonistas, colaboradores, amigos y conocidos tratarán de explicar el porqué del exito del festival. Y lo que decíamos, dentro del auto-homenaje que se hace el certamen, se han incluido este año dos nuevas subsecciones, destinadas a recoger los mejores documentales musicales de los 10 últimos años. Son 10 escogidos por el público mediante votación, y otros 10 que salen de la macro-lista de los 100 mejores documentales musicales de la historia, elaborada por un centenar de profesionales y que ya podemos ir guardando como la típica lista para toda una vida (e ir tachando…). Todos proyectados en el festival, por si alguien no los ha visto o quiere volver a disfrutarlos.

Por supuesto, también habrá un homenaje (al realizador Julien Temple, de quien se estrenará London – The Modern Babylon; pintaza), fiestas nocturnas, actividades como el Doc Alive (en formato de concierto + documental, protagonizados por separado por Luke Haines y Litoral), y el estreno de la plataforma In-Edit.tv, que permitirá ver el 25% de la programación del festival online.

Y luego están, claro, las novedades, los documentales que uno marca como imprescindibles. Cada uno tendrá los suyos, por supuesto, y obviando los clásicos (Bob Dylan, Rolling Stones, Wilco, etc), nuestra favorita por el momento es Shut Up And Play The Hits, documental póstumo de LCD Soundsystem que tantos mese hace que ansiamos ver. Por fin tendremos la ocasión. Entre otros favoritos, apunten los nombres de Grandma Lo-fi: The Basement Tapes of Sigrídur Nielsdóttir (sobre, pues eso, la precursora del do it yourself), la curiosa I Am Not A Rockstar (sobre el desarrollo de una pianista desde que es niña prodigio hasta que es adulta) o el documental sobre Adrià Puntí que promete emociones fuertes para todos aquellos que hayan seguido mínimamente su trayectoria como parte fundamental (y tremendamente controvertida) del pop-rock en catalán de los últimos 20 años.

Como siempre, de todo para todos, listo para que buceen en la web del festival. Que tampoco podemos explicarlo todo.

Publicidad
Publicidad