18/07/2012

La verdad es que estaba tardando. Aquí, ya lo saben de sobra, somos fans acérrimos de Death Cab For Cutie. Vale, no están en su […]

La verdad es que estaba tardando. Aquí, ya lo saben de sobra, somos fans acérrimos de Death Cab For Cutie. Vale, no están en su mejor momento de inspiración compositiva, Codes and Keys no pasa del notable, pero los de Seattle siguen siendo una banda seria, como demostraron en el último Primavera Sound, y con dos tipos como Chris Walla y Ben Gibbard en el núcleo duro sería insensato descartar al menos otro discazo en lo que les queda de carrera. Mientras llega, Ben Gibbard, que cambió la lluviosa Seattle por la soleada Los Ángeles -2.200 kilómetros al sur-, anuncia que debutará en solitario. El tipo ha hecho muchas cosas al margen de su banda (Pinwheel, All-Time Quarterback!, The Postal Service, el Home EP con Andrew Kenney…) pero nunca lo había hecho como se propone hacerlo ahora: con su nombre y apellido: Benjamin Gibbard.

Lo hará con un álbum que llevará por título Former Lives y contendrá doce canciones compuestas durante los últimos ocho años y que no han encontrado su sitio en los discos de DCFC. Se lo aclaraba a Stereogum: “La gente dirá que son los restos, pero no es así. No es que estas canciones no fuesen suficientemente buenas para entrar en un disco de Death Cab, simplemente… es que en la banda no hay lugar para temas que suenan como Big Star o Teenage Fanclub”. Ya, eso último es para salivar un poco. “Son canciones muy diferentes entre si, es sólo my voz y mi forma de componer lo que las une”. Y no es poco, no. En principio, los temas serán todos inéditos.

El álbum, que todavía no tiene portada ni track list, saldrá el 16 de octubre y, al parecer, ira acompañado de gira. ¿Se imaginan? Ben Gibbard con una acústica en una sala mediana… El fenómeno fan nos lubrica.

Les dejamos abajo ‘Farmer Chords‘, el mejor tema del Home EP, una auténtica joya; ‘When The Sun Goes Down’, tema que compuso para la banda sonora de la película Arthur; y con una versión en directo de ‘Couches in Alleys‘ (de Styrofoam) que, la verdad, pone los pelos de punta. Muchas ganas de ver cómo suena este álbum.

Publicidad
Publicidad