29/06/2012

La estrecha relación de Wilco con nuestro país continúa intacta y ya tenemos nueva cita con el Dr. Tweedy y su eficaz equipo. Algo que […]

La estrecha relación de Wilco con nuestro país continúa intacta y ya tenemos nueva cita con el Dr. Tweedy y su eficaz equipo. Algo que cada vez se repite con mayor frecuencia, pero no por ello deja de generar cierta ilusión. Porque parecen incapaces de dar un concierto que baje del notable, porque hay que ser muy torpe para no ver que es una formación que figurará por siempre en los libros, porque sobre las tablas es donde más brilla una discografía inconmensurable… Por estas y por mil razones más celebramos que Wilco estarán de vuelta por España el próximo mes de octubre para actuar el domingo 14 en el Palacio Euskalduna de Bilbao, el lunes 15 en el Gran Teatre del Liceu de Barcelona (qué bien suena eso…), el martes 16 en el Palacio Vistalegre de Madrid (aforado y decorado para la ocasión, asegura la nota de prensa) y el jueves 18 en el Auditorio Rocío Jurado de Sevilla. Cuatro veladas, las tres primeras encuadradas dentro de Los Conciertos Sublimes, que prometen ser de lo más especiales y que se convertirán en la tercera visita que nos hacen los de Chicago en menos de un año: allá por el mes de noviembre llegó su gira (en el Palau de la Música estuvimos para contártelo) y a finales de mayo aterrizaron en la duodécima edición del Primavera Sound (de nuevo con unos servidores como testigos, aquí pueden leer la crónica). Tal y como ocurrió en estas dos actuaciones, las cuatro nuevas fechas confirmadas garantizan el equilibrio entre sus trabajos más emblemáticos (con especial atención al sobresaliente Yankee Hotel Foxtrot) y su más reciente disco, el infravalorado The Whole Love. Por cierto, las entradas ya están a la venta en los puntos habituales con unos precios un tanto prohibitivos (120 € en el caso de Bilbao, 100 € en el de Barcelona, entre 38 y 70 € en el de Madrid y 35 € en el de Sevilla) que, a buen seguro, no impedirán el tradicional sold out. Toca rascarse el bolsillo, la ocasión lo merece…

Publicidad
Publicidad